Cloud computing, una batalla que no podrá ganar

Redaccion

Conozca cómo la nube ha mejorado los procesos y principalmente los ingresos de empresas grandes, además de cómo lo han hecho. Tal vez sea lo que su empresa necesita.

CIO

¿Cree que su centro de datos ofrece una mejor solución que AWS, Azure o Google Cloud Platform? ¡Olvídelo!

Hace un tiempo Microsoft, Amazon y Alphabet (Google) reportaron ganancias, y anunciaron un crecimiento impresionante (116%, 55%, y”el más alto porcentaje de crecimiento de todas sus líneas de productos”, respectivamente) en sus negocios de nube pública. Eso, sin embargo, no es todo lo que anunciaron.

Estas mismas empresas anunciaron importantes inversiones en la infraestructura que potencia sus nubes, inversiones que ninguna empresa puede esperar igualar. ¿Significa esto que su nube privada es un ciudadano de la nube de segunda clase? Probablemente. Simplemente no puede innovar lo suficientemente rápido.

Los defensores de los servidores (server-huggers) argumentan que una amplia gama de cargas de trabajo de una empresa no iría a la nube pública debido a la seguridad, el rendimiento u otras preocupaciones.

Estas preocupaciones continúan evaporándose, dejando a los apologistas declarando lo siguiente:”Bueno, las empresas inteligentes pueden administrar su infraestructura de manera más eficiente y ahorrar dinero en la nube pública”.

¿En serio?

Claro, es posible que seas impresionante al administrar eficientemente cientos o miles de servidores a escala. En un resumen de un informe de investigación 451, Brandon Butler, de la Red Mundial señala :”En términos generales, si una organización tiene la experiencia para manejar un gran número de servidores a un alto nivel de utilización, entonces, en premisa, las nubes privadas gestionadas por clientes pueden tener una ventaja en el coste total de propiedad (o TCO, por sus siglas en inglés) en comparación con las nubes públicas”.

En última instancia, no hay manera de que pueda mantenerse al día con las implacables economías de escala de un Amazon, Google o Microsoft.

“Los proveedores de nube pública disminuyen los costos variables debido a su capacidad para comprar en grandes cantidades; Sus costos fijos se amortizan en una base de clientes de mayor volumen; su eficiencia relativa puede aumentar a medida que la escala impulsa la automatización y mejora los procesos; su capacidad para atraer y retener el talento aumenta en proporción a la dificultad de los retos técnicos impuestos; y así sigue”, dijo Stephen O’Grady, analista de RedMonk.

Esto se traduce en más y mejor hardware, software y personas. Google, por ejemplo, reveló que la nube será una de sus mayores áreas de inversión y crecimiento en el 2017, también indicando que la compañía agregará ocho nuevas regiones el próximo año. Microsoft, por su parte, tiene 38 regiones y añadirá Francia en un futuro próximo. La compañía también anunció que está gastando mucho a expensas de mayores ganancias.

¿Y Amazon?, los empequeñece a todos.

Pero las”economías de escala” no se limitan a la capacidad de comprar más hardware por menos. Como concluye Randy Bias: “El ritmo de innovación y desarrollo en estas nubes públicas es donde la verdadera economía de escala reside”. ¿Quiere una idea de lo que está tratando de decir? Eche un vistazo a la impresionante fuente abierta y / o proyectos de investigación que estas empresas siguen publicando, una pista de la I&D que va a su centro de datos. ( Estos son los de Google.)

Lea también: En 3, 2 y 1 construya una red para pymes

No me importa cuán grande sea su empresa -hasta que no pase años acumulando ese ADN institucional de la nube, simplemente no puede esperar a igualar a las nubes públicas. Como el director financiero de Amazon Brian Olsavsky destacó en el reporte de ganancias de la compañía,”Hemos estado en este negocio desde hace mucho tiempo, más que cualquier otro, y hemos usado ese tiempo para que nuestros productos y servicios sean mejores.

Dicho esto, es posible que no esté convencido. Sin duda hay razones válidas para mantener las cargas de trabajo dentro de su centro de datos, incluso si no puede mantenerse al día con la agilidad o la innovación de las nubes públicas. Como tal, es posible considerar la inversión en OpenStack, que como señala Forrester es el valor predeterminado para las nubes privadas y, finalmente, una “apuesta segura”.

A menos que sea una empresa de telecomunicaciones o Walmart, probablemente seguirá con las cargas de trabajo de desarrollo y prueba en OpenStack, con el 89% de las empresas encuestadas recientemente utilizando OpenStack para dar servicio a menos de 1 000 usuarios. Sí, las cargas de trabajo de desarrollo y prueba son importantes y ayudan a crear confianza en la nube, allanando el camino para las cargas de trabajo de producción. Pero a pesar de todo el alboroto alrededor de OpenStack, este no ha llegado cerca de encontrar la amplia audiencia que tienen AWS o Microsoft Azure.

Ni tampoco lo estará -OpenStack sirve a una base cada vez menor de personas que creen que necesitan poseer su propia infraestructura, similar a los fabricantes en el comienzo del siglo pasado que sentían que necesitaban poseer sus propias plantas de energía.

Hay necesidades legítimas de centros de datos privados, pero cuando una empresa como GE anuncia que está moviendo el 90% de sus cargas de trabajo a la nube pública, es probable que sea hora de empezar a establecer el valor por defecto de la “nube pública” en comparación al de la “nube privada”. Ya que se van a superar cada vez más.

Este artículo está clasificado como: , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR