Condiciones agrícolas limitan uso de IT en Guatemala

Juan José López

Aunque hay soluciones de última generación, las condiciones del país no están dadas para utilizar desarrollos que transformarían a las industrias, como el uso de tractores autónomos.

Juan José López Torres @jjlopezt 

La falta de georeferenciamiento en las grandes extensiones de cultivos es una limitante para utilizar tecnología de punta en la agricultura de Guatemala, dejó entrever un experto en la proveeduría de maquinaria.

Herver López, jefe del departamento de Maquinaria Agrícola, del Grupo Tecún, indicó que el uso de tractores autónomos está a un par de años de ser introducidos a las actividades agrícolas, como el cultivo de caña, ya que se requiere el uso de satélites para que los equipos funcionen sin la intervención humana.

Lea: Software empuja el tren digital en Guatemala

López explicó, por ejemplo, que tractores como los de la marca Case, basado en la serie Magnum, operan de forma independiente, siguen una ruta trazada de forma satelital y son capaces de hacer lecturas precisas que para una persona resultarían imposibles o incompletas.

“Magnum está lejos porque las fincas no están georeferenciadas; se deben tener bien delimitadas, para ver obstáculos, pero en 2018 esperamos que se consolide”, expresó el ejecutivo.

Este equipo para agricultura de precisión puede ser operado y monitoreado desde una tableta para que circule en rutas previamente trazadas y entregue información en tiempo real, cuenta con un sistema de telemetría de luz que lo detiene al encontrar obstáculos, así como cámaras de video, es capaz de continuar la jornada durante la noche, se acciona con alertas sonoras o visuales y recolecta datos para ser empleados en la siguiente cosecha.

Los desarrollos tecnológicos de este tipo buscan dar respuesta a la industria agrícola que demanda mano de obra calificada en las temporadas de cosecha -lo cual se ha convertido en un desafío para los negocios- y además ofrecen eficiencia operacional, por ejemplo, en la preparación del suelo, siembra, pulverización y cosecha, según los creadores.

De esta forma, la tecnología permite precisar consideraciones como el ancho de los surcos, ser más eficientes ante las circunstancias del terreno para realizar ajustes de forma remota ya sea desde cualquier dispositivo tecnológico.

También: El sector agro necesita de TI

“El tractor autónomo también parará inmediatamente si la señal del GPS o los datos de posición se pierden, o en el caso de que el botón de parada manual fuera presionado. Las tareas de la máquina también pueden ser modificadas en tiempo real por la interface remota o avisos meteorológicos automáticos”, dijo Case IH en una publicación en su sitio web.

En Guatemala, el cultivo que encaja mejor con su uso es el de caña debido a las grandes extensiones de tierra que se emplean para ella y que de acuerdo con los resultados de la Encuesta Agrícola Nacional de 2014, del Instituto Nacional de Estadística, eran de 278 880 hectáreas.

Este artículo está clasificado como: , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR