¡Cuidado con las ideas tontas y peligrosas que hay de la nube!

Quisi Aguilar

La computación en nube es un negocio en auge y las malas ideas podrían engañarlo sobre lo que le conviene o no.

CIO

¿Recuerda la última burbuja tecnológica? Dejó a muchos inversores más pobres, con empresas y proveedores de tecnología rascándose la cabeza en cuanto a lo que salió mal.

Mientras que los inversores y los empresarios podrían simplemente pasar a la siguiente empresa, muchas empresas se quedaron con tecnología muerta que cuesta mucho reemplazar. ¿Lección aprendida? Realmente no. Dieciséis años más tarde, la historia parece estar repitiéndose alrededor de la computación en la nube.

¿Por qué está pasando esto? La financiación es abundante en este momento, y los VCs (Capital Emprendedor) están dispuestos a asumir riesgos en lugar de mantener el dinero de sus inversores fuera de juego. Por lo tanto, las empresas con una idea de tecnología en la nube que realmente no debe ser financiado recibirá financiación.

Lea: De tin marín, ¿cuál almacenamiento me conviene a mí?

El financiamiento tiene algunos significados. En primer lugar, las empresas pueden construir su tecnología, lo que es bueno para ellos. En segundo lugar, pueden vender su tecnología a través de vendedores y máquinas de marketing. Este último me concierne. En muchos casos, estas son ideas tontas que, desafortunadamente, suenan como buenas ideas para algunas empresas. Aquí vamos de nuevo.

Un ejemplo es la seguridad en la nube – en particular, las startups que promueven un único tipo de modelo de seguridad impulsado por una sola herramienta. La seguridad es realmente un modelo o un enfoque, no una sola tecnología. La seguridad en la nube es sistémica y está formada por muchas herramientas. Además, necesita abarcar tanto los sistemas en la nube como en los sistemas empresariales tradicionales.

Sin embargo, las empresas se sientan y toman nota cuando un proveedor se presenta con una única “solución genial” monolítica de seguridad en la nube. Deben recordar el viejo adagio: “Si suena demasiado bueno para ser verdad, generalmente lo es”.

Otro producto dudoso que frecuentemente veo son los basados en el aprendizaje automático. Aunque hay una gran cantidad de valor aquí, los startups sobre aplican el concepto. Ejemplos de aplicaciones tontas que incluyen almacenamiento y administración de recursos de computación, los que de seguro son recursos que no querrá que sean administrados a sus espaldas. En otras palabras, son conceptos relativamente simples que se hacen demasiado complejos al aplicar incorrectamente el aprendizaje automático.

Más: Estrategias básicas que cloud requiere

Irónicamente, pocas o ninguna de las empresas de tecnología con ideas tontas piensan que estoy escribiendo sobre ellos. Han bebido su propio Kool-Aid, lo que hace que sus lanzamientos de productos sean aún más persuasivos en la sala de juntas.

Pero le escribo a ustedes en las empresas, y mi mensaje es éste: Cuidado. Las ideas estúpidas están dirigidas a usted y a sus ejecutivos. En pocos años, las ideas tontas de hoy en día serán obviamente estúpidas. Hoy en día, sin embargo, tienen una ventana de plausibilidad – así que, investigue un poco más profundo en las afirmaciones de los nuevos productos de la nube antes de firmar en la línea punteada.

Este artículo está clasificado como: ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR