Las vías para que los gobiernos lleguen a big data

Redaccion

El análisis de datos en el sector gobierno puede darse en Centroamérica debido a que hay países implementando diferentes soluciones, pero, ¿Por qué no se está dando del todo?

Fabián Calderón

¿El gobierno aplicando big data? Suena como una misión imposible de lograr por los altos costos, desorden en las áreas administrativas y datos que se van perdiendo con el tiempo sin control alguno. Pero la generación de una estrategia no está muy lejos en los gobiernos centroamericanos, existen acercamientos en la analítica de datos.

República Dominicana

Carlos Segura, director del Departamento de Tecnología de la Información y la Comunicación (TIC) del Ministerio de Agricultura de la República Dominicana, expresó que ellos  utilizan Google Analytics como herramienta ya que les genera un análisis del flujo de la página web para ver cantidad de visitas, archivos descargados, informaciones visitadas, entre otros.

“Entre los beneficios, el que más destaca es una mayor comprensión de las informaciones que necesitan los ciudadanos con respecto a los productos que consumimos en nuestro país como son el precio de los mismos y las temporadas de ciertos alimentos. Las herramientas nos muestran los datos que el personal de la institución analiza buscando patrones y revisando estadísticas”, argumentó Segura.

Panamá

El director de Gobierno Abierto de la Autoridad de Innovación Gubernamental (AIG), Carlos Díaz, comentó que las prioridades deberán estar enfocadas en la educación, salud,  transporte, seguridad pública y medio ambiente.

Para Díaz, el uso de herramientas de analítica y big data en el gobierno permitirá contar con información más precisa y a tiempo al momento de establecer estrategias que conformen los planes de gobierno. Adicionalmente permitirá dar seguimiento casi en tiempo real si las acciones realizadas están llegando a los ciudadanos tal como fue conceptualizado.

El Salvador

Según el representante Duque Mártir Deras, del Tribunal Supremo Electoral (TSE), la institución utiliza herramientas para la consulta, reporte y análisis que funcionan entorno de gráficos para su fácil operación.

“Su principal fin es cumplir con las actividades de fiscalización designadas por ley y depende de la orientación que definen los entes fiscalizadores ya que cada uno determina sus procesos y recursos respectivos”, precisó Mártir.

Costa Rica

Según Marcelo Jenkins, jerarca del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones (Micitt), el gobierno y las instituciones públicas tienen iniciativas muy incipientes sobre el uso de grandes bases de datos, ya que no han llegado al punto de utilizar grandes dispositivos digitales masivamente utilizados y que generen información en la nube.

Una de las instituciones que está buscando cómo mejorar los procesos de la información es Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS), a pesar de que aún no cuenta con una iniciativa puntual del manejo del big data tiene un proyecto en búsqueda de la modernización del sistema.

Lea también: Supere los retos de TI con conocimiento

Nicaragua debe aprovechar el big data en educación

Norman René Trujillo Zapata, ingeniero en Computación y profesor de la Universidad Nacional de Ingeniería de Nicaragua, comentó que aunque en el país no se esté implementando nada de big data ni análisis de datos, la educación sería la principal beneficiada en caso de concretarse alguna de estas soluciones.

Para él, en este tema se mejora de la gestión educativa, desarrollo de nuevos métodos para la enseñanza y el aprendizaje, creación de nuevas carreras y opciones profesionales para los estudiantes, así como en la explotación y aprovechamiento de la producción científica generada por las instituciones educativas.

Guatemala a por el sector portuario

Andrés Guirola, Gerente de ventas de Grupo Innovaciones Unidas en Guatemala, expresó que el gobierno debe invertir en la cobertura completa del recinto portuario, incluyendo accesos, prepuerto y almacenaje.

“La estrategia debería de ir todo sobre una sola plataforma, y que todos los que implementen estén sobre una sola, para así no tener un mix de sistemas”, agregó.

El análisis debe romper barreras

La región tiene la capacidad necesaria para aplicar análisis de datos pero hay diferentes retos que deben asumir los gobiernos centroamericanos para que estos funciones. Neuman, representante panameño propone como reto un cambio de actitud general en la parte administrativa de las TICs.

“Hay varios principios que deben ser parte de la ‘personalidad’ de los funcionarios, no solo de TIC sino en todos los niveles. El primer principio es el de que ‘lo que no se mide no se puede corregir ni mejorar’; si solo nos enfocamos en ejecución presupuestaria perdemos de vista muchos otros indicadores que nos pueden permitir tomar mejores decisiones y gestionar más eficientemente”, explicó el funcionario.

Por otro lado, Marcelo Jenkins, ministro del Micitt, precisó tres puntos claves en los que se debe apoyar el área de TI del gobierno para hacerle frente a un análisis de punta en el sector gobierno.

– El primero es tener los dispositivos digitales para generar datos en el lugar y momento en el que se produce.

– El segundo es procesar esos datos que se almacenan en la nube u otro lugar para que un encargado tenga que procesarlos estadísticamente para generar algún tipo de información.

– El tercer paso es la toma de la decisión, ya que se tiene la información. ¿Qué se hará con ella?

Para Jenkins, con estas tres barreras hay igual cantidad de áreas en las que se podría aplicar definitivamente:

Salud: los wearables pueden ser la clave.  “Todas las tecnologías de computación ambiental que genera datos sobre la salud humana desde la presión arterial y el ritmo cardiaco hasta cuestiones como con el expediente médico digital de cada persona, eso generaría una gran cantidad de datos de la salud de las personas que podrían alimentar grandes bases de datos.

Transporte público: “Si tuviéramos un buen sistema de pagos en autobuses, que se pague con un celular o tarjeta de algún tipo, los datos fluirían a la hora de tomar decisiones”. Desde datos relacionados con ingreso en temas de tributación sobre lo que pagan los ciudadanos en autobuses o trenes, hasta cómo se mueven las personas de un lado a otro, cuál es su flujo, uno podría hacer un control de dónde se subió a dónde se bajó.

Por último definió que hay que dar un giro a la orientación de la forma en que se atienden los problemas de analítica en la actualidad, pasando de un ambiente más enfocado en análisis de gestión del desempeño de lo sucedido con los datos (pasado), a un enfoque más científico tratando de encontrar “comportamiento oculto” en los datos (futuro), y con esto mejorar los procesos a diferentes niveles en las instituciones del país.

Este artículo está clasificado como: , , , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR