La conectividad cableada se encuentra en peligro de extinción

Soy Digital

Se estima que para año 2020, el 80% de la población mundial tendrá acceso a las redes de conectividad, es decir, que 3.4 miles de millones de personas en el mundo estarán conectadas a Internet, por lo que la conectividad, incluso por fibra óptica, está a punto de pasar a la historia.

Róger Gutiérrez

 

Las redes cableadas se quedarán cortas para la gran demanda de data y las altas velocidades parecerán antiguas ante la necesidad de cobertura de comunicaciones. Es por eso que empresas como Google y Spacex actualmente negocian su asociación para desarrollo de proyectos que está proyectado para realizarse a lo largo de una década, con capitales que superan el billón de dólares y con lo que esperan desarrollar redes de conectividad satelitales de forma masiva al rededor de la estratósfera de la tierra y que permita transportar al menos 40 exabytes de data por segundo en todo el globo.

 

Geoffrey Tudor, director global de estrategias y soluciones en la nube y uno de los principales ponentes del Campus Party, asegura que si los países que buscan de TI una fuente de ingresos, deben contemplar al Internet de las Cosas como un elemento fundamental en la edificación de esta economía, pues se estima que para el año 2020 en el mundo habrá al menos 40 mil millones de dispositivos inteligentes conectados a la red, lo que generará 1.7 trillones de oportunidades de mercados y ganancias; con  lo que países como Colombia, Brasil y Chile, podrían acabar con sus deudas externas y reactivar sus economías.

 

¿Sabías qué?: Los gamers ya se encuentran en el campo de batalla

 

La 5G es una de las grandes expectativas del mercado, debido a que los expertos esperan que pueda superar por decenas la velocidad de transferencia de datos de su predecesor, el 4G y que además los wireless posean un tiempo de carga 10 veces mayor que los que hoy existen.

 

Para Tudor, el mercado de las telcos y de los correos convencionales no es nada prometedor, pues asegura que las nuevas tecnologías de telecomunicaciones serán las apps con capacidad de mensajería instantánea sin ningún costo y que además permitan la transmisión en tiempo real de los videos, dinero y hasta alimentos, como mecanismos de transacción de fondos en caso de emergencias naturales o donación a países en vías de desarrollo.

 

Un ejemplo de este progreso, asegura Tudor, es Periscop, el app que le permite a los cibernautas transmitir videostreamming desde un smartphone y que al día genera en todo el mundo al menos 4 años de video.

 

Para aquellos que han reforzado las economías de sus empresas por medio de la tercerización de los servicios en la nube, Tudor les aconseja que es tiempo de que se vayan preparando para la apertura del cloud pero con barreras de seguridad de alto rango, casi impenetrables. A pesar de que los canales de acceso a la red se expandirán y diversificarán para el 2020, es lamentable que saber que también lo harán las amenazas cibernéticas, ya que habrá un incremento del 20% anual para ese año que generará pérdidas por encima de los US$176 billones en todo el globo.

 

Dentro de las principales tendencias de criminalidad se encuentran los drones hacks, las home hacks, los car hacks, y todo aquello que dispositivos que sean un canal de data y de los cuales los malhechores puedan aprovechar y usar de extorción y ataque.

 

Además: Costa Rica ha sido invadida por la fiebre geek

 

Pero no todo está perdido. Tudor asegura, que con el incremento de criminales cibernéticos, también es necesario el aumento de “policías de la red”, es decir de CSO, por lo que es necesario que todas aquellas instituciones de formación profesional en informática comiencen a especializar a sus estudiantes en seguridad digital porque el mundo necesitará mínimo 1.5 millones de ellos.

 

Con todo esto es probable que los actuales centros de datos parezcan antiguos y las soluciones de big data descontinuadas. Quien realmente quiera posicionarse en el mercado de la analítica y el almacenamiento tendrá que pensar ya no en cientos de terabytes, sino en poder almacenar y analizar por lo menos 44 exabytes de datos de los 30 billones de dispositivos que estarán conectados diariamente en todo el mundo.

 

“Si las empresas esperan sobrevivir a estar revolución, deben comenzar a trabajar hoy para vender dentro de cinco años”, concluyó Tudor.

Este artículo está clasificado como: , , , , , , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR