3 tecnologías que los millennials jamás conocieron y que otros disfrutaron

Róger Gutiérrez

¿Quién no disfruta las bondades de la tecnología actual? Nuestra vida es mucho más sencilla hoy con todos los dispositivos móviles y de comunicación que hacen gran parte de nuestras tareas cotidianas.

Tablets, laptops, smartphones, smart TV, smart cars, smart, smart, smart… no es ajeno estar conectados a la red todo el día y todos los días. Pero el principio de lo que hoy disfrutamos del mundo tecnológico es probable que muchos de los consumidores actuales nunca lo hayan conocido.

Tres tecnologías que formaron el mundo actual:

1- El repaso empieza con Fortran (Formula Translating System), el primer lenguaje de programación que fue diseñado por IBM en 1957 a partir de una propuesta de John W Backus en 1953. Actualmente sigue usándose para simulaciones y aplicaciones científicas y de ingeniería. Y es que, a pesar de los años, sigue siendo un candidato a tener en cuenta para aplicaciones de cálculo numérico de alto rendimiento.

Además: Conozca las seis mentes femeninas que programaron la ENIAC

2- MS-DOS : sistema operativo para computadoras basado en x86 y que fue la base de las actuales versiones de Microsoft Windows. Se convirtió miembro más codiciado de la familia de sistemas operativos DOS de Microsoft y el principal compatible con IBM PC en la década de los 80 y mediados de 1990, hasta que fue sustituida gradualmente por sistemas operativos que ofrecían una interfaz gráfica de usuario. La primera versión de DOS fue liberada en 1981 y soportaba 16 KiB de memoria RAM, disquetes de 5.25 pulgadas de una sola cara de 160 KiB.

3- Disquete: fue uno de los soportes de almacenamiento de datos más famosos en los 80 y 90. Su capacidad máxima fue de 1 140 kibibytes por lo que actualmente una Llave Maya de 8 gigas equivale a 5 688 disquetes.

No obstante, estos medios de almacenamiento siguen siendo de una gran utilidad como discos de arranque en caso de averías o emergencias en el sistema operativo principal o el disco duro, dado su carácter de estándar universal en los IBM PC compatibles, no necesitan ningún tipo de controlador adicional para ser detectados en el proceso de carga de la BIOS y, a diferencia del CD-ROM, son fácilmente escribible.

Leave a comment

Send a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *