7 claves para que no sea víctima de los ciberdelincuentes este Black Friday

7 claves para que no sea víctima de los ciberdelincuentes este Black Friday

Si recibe una oferta de Black Friday que parece demasiado buena para ser real, es muy probable que no lo sea, puede ser un ciberdelicuente tratando de robarle.

La forma de consumo ha cambiado este 2020, pese a que el e-commerce estaba presente desde ya varios años atrás, la pandemia obligó al mundo del retail a transformarse y empezar a vender en línea para lograr sobrevivir la crisis. Sin embargo, en un futuro la ominicanalidad será factor clave para los comercios.

Ante esta situación, el Black Friday este año será diferente, con el auge que tenido el comercio electrónico los ciberatacantes estarán pendientes para robar los datos de las personas que hagan sus compras vía online.

Además: 97 de los 100 aeropuertos más grandes del mundo tienen riesgos en ciberseguridad

Para explotar las vulnerabilidades en los navegadores, los delincuentes cuentan con una serie de herramientas tales como exploits, malware bancario o ataques al protocolo de resolución de nombres de dominio (DNS). Además, las principales formas de robo de información están relacionadas a técnicas de ingeniería social como el phishing, que consiste en obtener información confidencial como contraseñas o datos financieros mediante engaños con falsos anuncios o promociones.

Para que su compra sea exitosa, a través de un dispositivo seguro, los expertos de ESET le brindan algunas recomendaciones:

  • Proteja sus dispositivos: use un dispositivo confiable, sea su computadora, tablet o smartphone, ya que podrá detectar con mayor facilidad irregularidades en su funcionamiento. Además, mantenga actualizado su sistema operativo y software a fin de evitar vulnerabilidades.
  • Solución de seguridad: instale en su equipo una solución confiable con múltiples filtros de protección y que, idealmente, también pueda ofrecerle protección para sus operaciones de banca y pagos online.
  • Use una conexión segura: no todas las conexiones a Internet son lo suficientemente seguras como para efectuar pagos en línea, una alternativa es acceder a su e-shop favorito mediante un plan de datos personal o la red de su hogar. Las redes Wi-Fi públicas, como las de restaurantes o centros comerciales, no son las mejores opciones para realizar compras.
  • Verifique siempre la URL: de ser posible, opte por marcas confiables y respetadas que ofrecen un entorno de compras seguro y pueden ayudarle a resolver posibles inconvenientes. Aun así, no baje la guardia, ya que los estafadores pueden crear páginas falsas que tienen una apariencia casi idéntica a las originales. Verificar los certificados de seguridad del sitio antes de efectuar la compra, es un consejo para prevenir ciertos problemas.
  • Use una tarjeta de crédito o servicios de pago seguros: es más seguro efectuar una compra online con tarjeta de crédito o mediante un servicio de pago, ya que no implica el uso de dinero de su cuenta corriente o caja de ahorro. Incluso en el lamentable caso de que ocurra una operación fraudulenta, el banco o el servicio podrá parcialmente explicar el daño o resarcirle. De todas formas, se recomienda verificar el estado de la cuenta bancaria luego de realizar la compra para asegurarse de que todo esté correctamente.
  • Utilice el doble factor de autenticación (2FA): Implementar el uso del doble factor de autenticación en cada uno de los servicios y cuentas que sea posible es algo siempre recomendable. Se trata de una funcionalidad que añade una capa de seguridad adicional y que dificulta que terceros puedan acceder a cuentas en caso de que alguien haya robado las credenciales de acceso o que las mismas se hayan filtrado como consecuencia de una brecha de seguridad que haya sufrido alguno de los servicios utilizados.
  • Sea cauteloso: si recibe una oferta de Black Friday que parece demasiado buena para ser real, es muy probable que no lo sea. El objetivo de los cibercriminales es seducir a las víctimas con anuncios o páginas web falsas que recopilan información confidencial o datos de cuentas. Por esta razón es que, ante la duda, nunca se recomienda ingresar a un sitio de compras a través de un link de oferta en un aviso publicitario o un mail. Hacerlo siempre escribiendo la dirección o a través de un link guardado en favoritos.

Además: ¿Qué enseñanzas ha dejado 2020 en materia de ciberseguridad?