Con la llegada de la pandemia, ya no es posible mantener el ritmo del cambio mediante enfoques manuales para configurar e instrumentar aplicaciones así como crear secuencias de comandos y originar datos.

La situación que estamos atravesando actualmente en el mundo ha dejado de manifiesto la necesidad de nuevos modelos de trabajo para que las organizaciones funcionen en un mundo habilitado digitalmente. La desconexión física de las empresas y sus empleados requiere la adopción de nuevas tecnologías para mantener la continuidad del negocio y ofrecer mejores experiencias para todos.

Lea: Aplicaciones nativas: Tendencias y oportunidades para el canal

Sin embargo, los equipos de TI son más insuficientes que nunca antes, ya que las organizaciones dependen de arquitecturas dinámicas y más distribuidas. Éstos se enfrentan a un volumen, velocidad y variedad de datos de métricas, registros y rastros cuyo manejo se encuentra más allá de la capacidad humana.

Según un informe basado en una encuesta global de 700 CIOs en grandes empresas con más de 1,000 empleados, realizada por Vanson Bourne y encargada por Dynatrace, 10 es el número promedio de soluciones de monitoreo que las organizaciones utilizan en su cúmulo tecnológico y un 90% de las organizaciones indican que existen barreras que no les permiten monitorear una mayor proporción de sus aplicaciones.

Importante: ¿Cuál ha sido el impacto de los servicios Cloud en Guatemala?

Los CIOs indican que las barreras que les impiden monitorear una mayor parte de sus aplicaciones se deben a que un 40% requieren demasiados recursos para instrumentar capacidades de monitoreo, 29% de las herramientas de monitoreo implementadas no ofrecen un tiempo rápido para valorar o facilidad de uso para considerar que valen la pena  y un 27% considera incapacidad de instrumentación suficientemente rápida para mantener el ritmo del cambio en el entorno de TI.

Es por ello que la plataforma de inteligencia de software de Dynatrace® ayuda a las organizaciones a administrar sus entornos híbridos multinube con observabilidad automática e inteligente a escala. Además reduce la necesidad de que los equipos digitales dependan de múltiples herramientas de monitoreo para administrar el desempeño del servicio digital y la experiencia de los usuarios.

Además: Herramientas automáticas para detectar vulnerabilidades carecen de exactitud

Otra de sus ventajas es que permite un Full Stack Tecnológico, es decir comprende todas las relaciones e interdependencias, de arriba a abajo, de la experiencia del usuario final respecto a la salud de la infraestructura y permite una arquitectura nativa de la nube con escalabilidad, con un gobierno basado en roles para equipos globales grandes, así como despliegue automático en la totalidad de la empresa.

Si desea conocer más información sobre el informe puede descargarlo en el siguiente link.