¿A qué me dedico? Soy gamer

Soy Digital

Ser fiel a los videojuegos era visto como un "vicio" o "perdida de tiempo", ahora los tiempos son otros y la profesionalización del gaming ya no es un sueño lejano. Cada vez son más los costarricenses que participan en estos desafíos a un nivel inimaginable.

Pablo Vargas, director de la revista Level Up

 

¿Cuál es el futuro del gaming en Costa Rica? ¿Cuánto ha cambiado la industria de los videojuegos en nuestro país? Los recuerdos de la edad de oro en los arcades, los multiplayers tradicionales entre familiares y vecinos, los manuales en japonés y las largas filas frente a la librería del pueblo para esperar la edición de nuestra revista favorita -que llegaba siempre con tres meses de retraso-, no son hoy más que imágenes difusas de una industria que pasó de producir meros juegos de entretenimiento a convertirse en verdadero arte.

La des-mistificación del “vicio” que nuestros padres señalaban nos iban a dejar ciegos ha sido precedida por una serie de logros que han marcado de forma positiva la imagen de la industria de los videojuegos. Lo que antes era llamado “una pérdida de tiempo” hoy se ha convertido en un estilo de vida para toda una generación que creció al lado de un teclado o un control, permitiendo a muchos no solo disfrutar de su pasión, sino que también ha dejado bases sólidas que demuestran de que es posible ir detrás de un sueño, y aprender a vivir de ello.

 

Los datos de José Pablo Monge, representante del capítulo del IGDA en Costa Rica sirven perfectamente de reflejo. Nuestro país cuenta en la actualidad con más de 19 empresas que se dedican formalmente al desarrollo de videojuegos, muchas de ellas colocando sus producciones en el exterior y dejando detrás de ellas un camino lleno de elogios por parte de la prensa internacional.

 

Lea también: 7 videojuegos para Linux que todo gamer debe superar

La obtención del Game of the Year 2014 en los premios Game Maker para Fenix Rage (Green Lava Studios), interesantes proyectos en desarrollo como Lithium (CaNu Arts), Play-Pause-Stop (Headless Chicken) y ahora la llegada de Color Guardians (Fair Play Labs) al mercado internacional marcan la pauta de uno de los mejores momentos del desarrollo de videojuegos en nuestro país siendo fiel reflejo del potencial del desarrollo de videojuegos a nivel local, que sigue creciendo de forma impresionante, y ha impulsado la creación de carreras especializadas en el tema, algo que hace unos años era considerado una verdadera locura, eliminando la opción de tener que ir al extranjero para dar sus primeros pasos en el ambiente para poder iniciar su camino en la industria en nuestro país.

 

Hoy la profesionalización del gaming ya no es un sueño lejano. Las participaciones de compatriotas en competencias internacionales de eSports demuestran que existe talento nacional para deslumbrar fuera de nuestras fronteras.

 

Presentaciones como las de Adrián Vargas en la pasada Copa de Oro, el octavo lugar de Javier Álvarez en la WCG 2013, las destacadas participaciones de Juan K Francis, Karol Salas, Ruddy Brenes, Enrique Nuñez, en el  EVO 2015 y  las representaciones internacionales del sempiterno Roberto Matarrita, verdadera leyenda el PC Gaming que destacó nuevamente en la Copa América de este año, han inspirado y abierto brecha para el desarrollo de numerosas competencias nacionales -entre ellas ser sede de los primeros Ciber Olímpicos-, que también han puesto el nombre de nuestro país en el mapa internacional, y dirigido los ojos de las grandes compañías hacia nuestro territorio.

Además:  ¿Cómo es la vida de un gamer?

Lanzamientos a nivel regional sincronizados con las fechas internacionales eran una verdadera utopía hace unos años. Sin embargo, solo en los últimos meses hemos sido testigos de más de lo que alguna vez imaginamos, disfrutando en nuestro territorio de grandes presentaciones de la misma forma que se realiza en el resto del orbe. Los grandes eventos nacionales como la GameCon –que este año llega a su sexta edición–, o el Campus Party se suman a las llegadas de eventos de lanzamiento de juegos que han sido gestionados por las comunidades locales, como una pequeña muestra del crecimiento que ha tenido nuestro país en reputación ante la mirada de las principales compañías de la industria, denotando que hemos pasado de ser meros espectadores, a convertirnos en protagonistas, rozándose con lo más alto del periodismo especializado a nivel internacional.

El E3 2015 contó por segunda vez con cobertura costarricense

La participación de una delegación costarricense en el pasado E3 2015 es quizás uno de los mayores ejemplos de cuanto hemos avanzado como comunidad gamer en poco tiempo. De recibir noticias añejas, los principales medios de nuestro país han pasado a estar en el lugar de los hechos, ejecutando entrevistas exclusivas con los desarrolladores de juegos de primer orden, teniendo la oportunidad de probar de primera mano grandes títulos como The Witcher 3, Rise of the Tomb Raider, Arkham Knight, Mario Maker, Metal Gear Solid V, llegando incluso durante todo este año lanzando los reviews de los títulos triple A de la industria el mismo día que estos llegan al mercado internacional, dejando en manifiesto que nuestro país está empezando a crecer en prensa especializada gracias al apoyo incondicional de las principales compañías y la fidelidad de la comunidad costarricense.

Hoy la respuesta a la pregunta que dio inicio a este artículo salta a la vista. Ha pasado dos años desde que iniciamos este proyecto y es inevitable asombrarse entorno a cuanto ha crecido no solo la comunidad gamer en nuestro país, sino la comunidad geek en general. La cantidad de nuevas iniciativas que han surgido en los últimos dos años dan buena fe de ello, otorgando una lista interminable de talento nacional que han permitido captar la atención de organismos nacionales como el Ministerio de Cultura y el Ministerio de Ciencia y Tecnología en nuestro país, impulsando la implementación de talleres y carreras especializadas que deparan un prometedor futuro para las nuevas generaciones.

Sin embargo, somos conscientes de que esto no nació de la noche a la mañana. Lo que disfrutamos es herencia de cada uno de los esfuerzos individuales y en conjunto que proyectos extintos como Neo-Magazine, El ChouTV Cultura Play, así como también héroes de guerra como Diego Delfino y Adrian Pauly en 89db, que abrieron la brecha y germinaron la semilla que hoy estamos cosechando quienes damos los primeros pasos en esta gran pasión, que lejos de apagarse con el transcurrir de los años sigue afianzándose a pesar del paso del tiempo; gracias al apoyo incondicional de cada uno de ustedes, amigos y amigas que integran esta gran familia geek costarricense.

A ustedes dedicamos hoy nuestra primera columna en IT NOW y les motivamos a seguir creyendo en la profesionalización del gaming en Costa Rica e invitarlos de paso al nuestro próximo tema que estaremos profundizando en las siguientes semanas: ¿Se puede vivir de los videojuegos en Costa Rica? Seis casos de personas que tuvieron un sueño y fueron tras ello.

Este artículo está clasificado como: , , , , , , , , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR