Adios billetes, ahora su cuerpo pagará por usted

Redacción

Los billetes y cheques ya se encuentran en decadencia, a esto se le suma el recelo y desconfianza con que la gente comienza a verlos.

 

Computerworld

 

Según los expertos que asistieron a la conferencia del Biometrics Institute Asia Pacific en Sídney, la biométrica parece ser el futuro de la autentificación de pagos.

 

“La idea de que puedas usar tu cuerpo para acceder a tus fondos me parece muy atractiva”, dijo Arun Kendall, gerente de políticas del sector de Australian Payments Clearing Association.

 

Tony Eyles, gerente de desarrollo de productos de Kiwibank, concuerda en que la biométrica tiene sentido para los pagos porque es una mejor experiencia para los clientes y, al mismo tiempo, brinda una mayor seguridad.

 

Los usuarios de mayor edad probablemente sean más reticentes a la seguridad biométrica, dijo Kendall. “Es una cuestión generacional que puede tardar un par de años”.

 

Entérese:Los medios de pago que protagonizarán el 2015

 

 

Los panelistas parecieron más optimistas sobre la aceptación entre los usuarios de la autentificación por huellas digitales, pero avisaron que el futuro no está decidido.

 

La inclusión de un escáner de huellas digitales en el más reciente Apple iPhone “señala el camino” con respecto a cómo los pagos electrónicos podrían hacerse de manera segura en el futuro, según Kendall.

 

Con la aplicación de PayPal, los usuarios pueden poner su dedo en el escáner incluido en el Samsung Galaxy S5 para acceder a su cuenta y hacer pagos.”¿Por qué no seguir a gente como PayPal? —preguntó—. Necesitamos competir con terceros si queremos mantener nuestro negocio como bancos”.

 

La seguridad será crucial para cualquier sistema de pagos digitales efectivo, afirmó Kendall en un discurso de apertura de la conferencia. Una de las cosas más importantes es, a medida que los sistemas de pagos se desarrollan, aseguraren la seguridad.

 

Para Kendall, además de seguridad, el sistema de pagos ideal exige interoperabilidad, simplicidad, movilidad, velocidad y precisión.

 

La economía digital es más eficiente y fluida que los sistemas de pagos existentes, y en Australia los pagos electrónicos están superando rápidamente al efectivo y los cheques, que están en declive, añadió.

 

En 1996, los cheques eran la forma de pago más común como alternativa al efectivo. Hoy, son la menos común y las tarjetas de débito son las que más se usan, afirmó.

 

 

Sabía que: MasterCard desarrolló tarjeta con sensor de huella dactilar

 

 

El uso de efectivo también está decreciendo rápidamente, incluso para los pagos de menos de veinte dólares, para los que el efectivo es lo que más se utiliza. En su pico, el efectivo era usado para el 77% de todas las transacciones, pero ahora cayó al 53%, informó.

 

“En teoría, para 2017, nadie usará cheques”, dijo Kendall. “Sin embargo, podrían seguir existiendo hasta 2025, porque las personas mayores no están dispuestas a dejarlos” afirmó.

 

Este artículo está clasificado como: , , , , , , , , , , , , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR