¿Cómo afecta la caída de importación de celulares a Nicaragua?

María Calero

El año pasado directivos de Canitel mencionaban que el país había perdido competitividad porque los dispositivos móviles eran más caros que en otros países.

Debido a la crisis sociopolítica y sus efectos adversos en la economía del país, las importaciones de celulares cayeron un 41.3 por ciento en 2018, según estadísticas reveladas por el Banco Central de Nicaragua (BCN).

La importación de este producto el año pasado significó US$32.4 millones de dólares, mientras que en 2017 fue de US$66.3 millones de dólares, es decir que la factura disminuyó 51.1 por ciento.

La Cámara Nicaragüense de Internet y Telecomunicaciones (Canitel) estimó que en el 2018 había 8.2 millones de celulares circulando en el país, es decir que en promedio cada habitante tiene 1.3 celulares y cada año esa cifra de dispositivos circulando se ha incrementado.

Le puede interesar: “Firma electrónica está al 50% en Honduras”

El economista Luis Murillo manifestó que cuando cae el poder adquisitivo la población comienza a suprimir ciertos gastos y priorizar los bienes o servicios de primera necesidad, y eso es lo que sucedió el año pasado, con la crisis sociopolítica los nicaragüenses “no iban a preferir comprar un celular a la comida o pagar los servicios básicos”.

Orlando Mendoza, gerente de IT, también indicó que el avance de la tecnología que empujaba cada año a las personas a buscar el celular de última generación se colocó en los sectores más altos, es decir que ya los dispositivos móviles cada vez eran más caros y menos accesibles para una parte de la población, “entonces eso de alguna manera influyó en la demanda, incluso ya personas no necesitaban tener dos teléfonos si compraba uno de dos chips”.

Además: “Chipsets: el alma de cada celular”

El año pasado directivos de Canitel mencionaron que el país había perdido competitividad precisamente porque los dispositivos móviles eran más caros aquí que en otros países, debido a que el Gobierno cobraba el 27% por ciento de Impuestos Selectivo de Consumo (ISC), más el 15% del IVA, lo que provocaba que los celulares y otros dispositivos electrónicos fueran más caros.

Por otro lado, Mendoza afirma que esta caída afecta la movilidad tecnológica ya que si existe un buen uso de dispositivos móviles es más fácil habilitar ambientes de domótica e Internet de las Cosas (IoT).

“La movilidad es la base de las nuevas tendencias tecnológicas y en una gran oportunidad de negocio para el canal de integración y el no uso significa un retroceso significativo en esta área”, expresó Mendoza.

Este artículo está clasificado como: , , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR