¿Por qué el Amazon Dash Wand podría derribar a las grandes tiendas minoristas?

Adrian Gonzalez

Las ventas en línea están en aumento, pero un nuevo dispositivo podría estimularlas aún más.

IDG

Los consumidores están excluyendo al intermediario y parece que ese intermediario es Walmart.

Las ventas en línea subieron alrededor de un 15% el año pasado, según el Departamento de Comercio de los Estados Unidos. El volumen total fue de alrededor de US$400 mil millones, que sería el ocho% de todas las ventas al por menor de ese año.

Cuando trabajé con la Tecnología de la Información en una gran tienda minorista de productos electrónicos, solíamos decir que las ventas en línea eran infinitesimales, que eran el equivalente a una o dos tiendas en toda una cadena. Eso ya no es cierto.

Las ventas de Amazon fueron alrededor de un 27% entre todas las ventas al por menor, gracias en parte al Free Two-Day y a un bot llamado Alexa, que hace que todo el proceso sea más fácil.

Lea también: Caso de éxito: Desarrollo móvil en retail.

 Con el Amazon Dash Wand, las cosas se pondrán aún más fáciles. Al igual que la cadena de pizza Domino’s, que ofrece innumerables maneras de hacer un pedido (por ejemplo, con Twitter), Amazon quiere que usemos Wand para escanear el código de barra de los productos que ya poseemos y hacer que esos artículos nos lleguen dos días después.

Los consumidores ya no están interesados ​​en la experiencia de compra de las grandes tiendas minoristas. Quieren precios bajos y conveniencia. Wand te permite hablar con Alexa también y cuesta US$20 (obtienes un crédito de 20 dólares para pedir productos, así que es esencialmente gratis). Si Wand eventualmente lee nuestras mentes, eliminará otro paso más. Para los grandes minoristas, este es un momento lleno de pesadumbre.

Ahora estamos muy ocupados para ir a Walmart, así que nuestros teléfonos son las computadoras pequeñas que nos ayudan con las tareas complejas. El WiFi está en todas partes y es un método extremadamente rápido. Lo que esté en línea funciona mejor para muchas personas.

Más que nada, hay algo en el aire con los bot: estamos empezando a confiar más en ellos. Si hablo con Alexa sobre Wand o con el altavoz de Echo y pregunto sobre el papel de impresora, asumiré que el voicebot puede entender lo que quiero o que incluso puede volver a pedir el artículo que compré el mes pasado.

Otra nota relevante: 8 novedades en el sector retail

Eventualmente, Alexa anticipará mis necesidades porque sabrá que he estado imprimiendo mucho o consumiendo mucho café. Y le daré permiso al bot para volver a ordenar esos insumos automáticamente.

Estando a ese nivel, ¿por qué ir a la tienda? Por lo general vamos para comparar precios, pero eso también es más fácil en línea.

Comprar en centros comerciales sigue siendo emocionante por la experiencia involucrada, pero las tiendas están cambiando. Los bot harán las compras por nosotros, sugiriendo productos que nos gusten y que estén dentro de nuestro presupuesto. Incluso nos dirán cuando estemos a punto de gastar demasiado. Todavía no pueden andar por los pasillos de Target, pero pueden andar fácilmente en línea.

Wand es simplemente otra herramienta para hacer compras más fácilmente en línea. No es un dispositivo innovador por sí solo y se podría decir que un teléfono inteligente es un dispositivo más eficiente para escanear códigos de barras y hablar con los bot, pero no hay nada que impida que alguien tenga cuatro o seis Wand alrededor de su casa; uno en la cocina, otro en la sala de estar y en cualquier otra habitación.

Este artículo está clasificado como: , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR