Anatomía TIC de una smart city segura

Soy Digital

Planificación estratégica, personal de seguridad, participación ciudadana y videocámaras, son los componentes claves para lograr la visión de una ciudad inteligente.

Juan José López Torres @jjlopezt

A medida que pasa el tiempo, las ciudades aumentan su población; un efecto irreversible que representa retos de seguridad para autoridades, empresas y personas. Para 2025, los cálculos apuntan a que habrá 680 millones de latinoamericanos, según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) .

Si bien vivir en la ciudad conlleva múltiples beneficios por la accesibilidad a los servicios, la educación o la salud, inevitablemente la delincuencia es un factor que impacta a los negocios y el turismo y a quienes los hacen posibles. Por otra parte, es complicado lidiar con la percepción de seguridad frente a los índices reales en una región donde las fuerzas de seguridad muchas veces se ven superadas por los delincuentes.

En el concepto de las cada vez más palpables ciudades inteligentes, la seguridad es una pieza angular que requiere de planificación de largo plazo y de manera precisa, de más agentes del orden, de cámaras de videovigilancia y personal capacitado para operarlas y para prevenir los delitos.

Axis Communications, experta en seguridad para ciudades inteligentes, propone dispositivos de última generación que, entre otras cosas, identifican placas vehiculares con alta calidad para aplicar las sanciones necesarias y son equipos que más allá del costo de inversión porque se ven redituados en la prevención de delitos, ya que utilizan funciones de activaciones de luz y sonido o de comunicación bidireccional, entre otras características.

“En las ciudades inteligentes se emplean cámaras, sensores y otras tecnologías conectadas para aumentar la habitabilidad y mejorar la gestión de los activos de las ciudades… las autoridades se esfuerzan por reducir los índices de delincuencia y ofrecer a los ciudadanos una sensación de protección duradera”, considera la marca.

Algunas de esas soluciones están integradas en una plataforma de seguridad unificada, gestión de tráfico por medio de vídeo, reconocimiento facial y detección de fuentes acústicas.

Esta tecnología es fundamental en un plan de seguridad e implica la utilización de sistemas de monitoreo, por ejemplo, para las rutas de mayor afluencia, el comercio o el tránsito de personas, y permiten tener un panorama amplio de lo que pasa en los espacios públicos porque integra cámaras tolerantes a los cambios de temperatura, el vandalismo o las condiciones de iluminación natural en todo momento. El objetivo es facilitar la movilidad y garantizar la seguridad.

Algunos de los equipos de Axis Communications para el reconocimiento de placas tienen la capacidad de emitir alertas automáticas en casos determinados o están instaladas en los autopatrullas para dar seguimiento al cumplimiento de la ley y justificar una acción policial. Todos los equipos son administrados por personal capacitado para generar reportes de incidentes y aplicar los protocolos respectivos.

Las ciudades que han aplicado este tipo de recursos para asegurar las actividades cotidianas han validado los beneficios de diseñar un plan y ponerlo en marcha para el bienestar de la sociedad, como lo demuestra el caso de éxito de Vicente López, una ciudad de Buenos Aires, Argentina. Año con año, la videovigilancia en esta ciudad ha venido en ascenso porque ha dado respuesta a las emergencias y porque produce una mayor satisfacción en los ciudadanos.

Visite estos enlaces relacionados

El valor de tecnologizar la seguridad

Ciudades más pobladas requerirán más seguridad

Vicente López, una de las primeras smart city

Este artículo está clasificado como: , , , , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR