As a Service: el impacto de las soluciones cloud en la nueva realidad

As a Service: el impacto de las soluciones cloud en la nueva realidad

Los servicios de cloud vinieron para quedarse debido a sus numerosas ventajas, tanto en el aspecto económico como en el operativo, para las empresas y para los usuarios finales.

Por: Malka Mekler malka.mekler@connectab2b.com

La nube es un modelo de prestación de servicios basados en internet, que permite a los usuarios acceder a una gran variedad de soluciones y aplicaciones informáticas que responden a las necesidades de cada empresa, de una manera flexible y adaptativa, casi siempre pagando únicamente por el consumo efectuado.

A diario las empresas guardan, comparten y acceden a una multitud de información y aplicaciones desde diversos dispositivos, convirtiendo a la nube en una herramienta indispensable para el día a día. El respaldo de la información, la seguridad de la data y la disponibilidad 24/7 los 365 días del año, son solo algunas de las características destacables de las soluciones basadas en infraestructura cloud  que han abarcado el mercado en la región. 

Impacto del covid-19

Antes de la llegada de la pandemia sanitaria, la digitalización ya estaba tomando una gran fuerza en el mundo entero, sin embargo, el covid-19 aceleró la transformación digital. Marco Sáenz, director general para Centroamérica y el Caribe de KIO Networks, explicó que para que la transformación digital sea efectiva y eficiente se necesita de varias tecnologías, dentro de las cuales destacan la ciberseguridad, la automatización robótica de procesos, la inteligencia artificial (IA), los centros de datos, y principalmente, los servicios en la nube, ya que estos permiten a las organizaciones trabajar y continuar con sus servicios y funciones de manera remota. 

Asimismo, gracias a los servicios en la nube, muchas empresas lograron acoplarse a las medidas de distanciamiento social y mantener en marcha sus negocios, pues brindan la agilidad y la flexibilidad que requieren las corporaciones para seguir respondiendo a las dinámicas de la “nueva normalidad”. 

Además: Desafíos de seguridad en la nube

Un reciente estudio de la consultora Gartner establece que la adopción de los servicios en la nube en Latinoamérica va en aumento y seguirá creciendo con mayor fuerza de cara al 2024. En este informe se pronostica que en el 2021 habría un incremento del 12,4% en la adopción de esta tecnología a nivel empresarial, en comparación con el año pasado.

Alain Karioty, vicepresidente de Netskope para Latam, concuerda con la visión de Saénz, sin embargo, destaca la importancia de comprender también que el uso exponencial de los servicios de nube, derivados por la pandemia, han expuesto de sobremanera a las organizaciones a nuevas y mayores amenazas oriundas en la nube. “Este entorno llegó para quedarse y continúa creciendo, por lo que las organizaciones requieren de soluciones completas de ciberseguridad, consolidadas en una sola consola para su gestión, sustentadas por una plataforma confiable, robusta, global y privada”, agregó. 

Influencia de la nube en las estrategias de las empresas

Con el cloud se habilita el replanteamiento de la estrategia de la ejecución en tiempos tan cambiantes como los impredecibles que vivimos en la actualidad. El gerente regional de Nube Híbrida para GBM, Eric Arosemena, explicó que la influencia ayuda a simplificar la arquitectura tradicional. Por ejemplo, el software tradicionalmente mantiene dependencias de sistemas u otras aplicaciones lo cual implica esfuerzos importantes y tiempo/costos considerables.  En la nube, tecnologías como la de contenedores y microservicios eliminan la complejidad y facilitan el cambio alineado con el beneficio al cliente y a su negocio.

También: Criptomonedas refuerzan seguridad de usuarios y áreas de investigación

Es fundamental señalar la importancia de revisar los procesos y la capacidad humana para realmente sacar provecho a desarrollos que empleen los beneficios que brinda la nube.

Para Felipe Gómez, LATAM Manager de Fluid Attacks, gracias a la computación en la nube, muchas empresas encuentran la oportunidad de contar con unos servicios ajustados a sus necesidades particulares, sin necesidad de poseer, administrar y configurar una infraestructura propia, dándoles espacio para enfocarse aún más en sus actividades principales.

Por otro lado, el desarrollo de aplicaciones en la infraestructura de la nube permite a las empresas reducir costos de desarrollo y facilitar labores con el uso de equipos remotos. “De hecho, hoy, la arquitectura de las aplicaciones en la nube es recomendable que implemente la metodología DevOps, que enfatiza la comunicación, la colaboración y el trabajo en equipo entre desarrolladores y operadores, así como la integración continua y el suministro de software con retroalimentación constante, respuesta rápida a modificaciones e implementación automatizada, entre otras cosas”, resaltó.

Beneficios de las soluciones cloud

Los servicios de cloud vinieron para quedarse debido a sus numerosas ventajas, tanto en el aspecto económico como en el operativo, para las compañías y para los usuarios finales. Una de las principales ventajas es la portabilidad, es decir, la capacidad de permitir a los usuarios y empresas acceder a archivos y servicios desde cualquier parte del mundo, explicó Sol González, especialista en Seguridad Informática de ESET Latinoamérica. Otros de los beneficios que resalta son el costo, la escalabilidad ilimitada, la seguridad y el respaldo (backup).

Además: Ciberseguridad: ¿cómo reducir riesgos en los entornos híbridos de trabajo?

Por su parte, el experto de Netskope destaca otros aspectos como la flexibilidad y la resiliencia, además de un fortalecimiento de la postura de seguridad por medio de modelos de confianza cero, consistencia en la experiencia del usuario final y una mayor eficiencia y efectividad en la gestión de los riesgos propios del proceso de transformación digital de una organización.  Todo esto con el fin de hacer más eficiente el flujo de operación, la colaboración y ofrecer disponibilidad de aplicaciones del negocio.

Información en la nube

Una pregunta que surge a la hora de migrar a la nube es si es conveniente trasladar toda la información a esta herramienta, para lo cual el experto de GBM considera que depende del uso de datos, ubicación de los clientes y sensibilidad a la información. “Soy un convencido de que la seguridad es un tema integral.  Podemos estar muy protegidos o no en nuestro propio centro de datos o en la nube pública.   Todo depende del gobierno de TI, herramientas disponibles, clasificación de la información y controles.   Se puede estar muy seguro en cualquiera de los dos escenarios, pero no hay duda de que con la nube podrá acceder a tecnología de punta y servicios que serían costosos/complejos de mantener si lo hiciera por sus propios medios” agregó.

También: Compañía de tecnología impulsa la evolución de la seguridad y soporte modernos

Por su parte, el experto de Kio Networks concuerda con Arosemena que la decisión de migrar los datos a la nube depende de la estrategia de la empresa y la dinámica del trabajo. En cuanto a los riesgos, mencionó que se ha creado el mito de que la nube no es segura, pero no es así. El mayor temor de las organizaciones es no tener servidores físicos que puedan ver y tocar. Sin embargo, la nube es segura porque los proveedores de este servicio deben garantizar diferentes capas y niveles de protección.