¡Atención! La era del smartphone tiene los días contados

Soy Digital

Un nuevo jugador viene a quitarle el dominio a los teléfonos inteligentes dentro del gusto del consumidor. Esta y nueve tendencias más cambiarán la forma en que vemos y utilizamos la tecnología.

Marcela Jiménez, revista Mercados & Tendencias

Hace 20 años, las computadoras apenas empezaban a formar parte de la indumentaria tecnológica de las casas, los teléfonos celulares eran cinco veces en largo y ancho de lo que son hoy, y la idea de un dispositivo que controlara remotamente la refrigeradora del hogar era algo que solo se veía en Los Supersónicos.

Pero hoy el mundo es otro y lo que es un boom en 2015 probablemente ya no exista para el 2020. Así lo reveló el último estudio “Hot Consumer Trends”, realizado por el Consumer Lab de Ericsson. Para Andre Gualda, gerente de Consumer Lab, esto se debe a que la penetración de la tecnología es tal, que pasa muy poco tiempo para que un servicio o producto llegue al mercado masivo.

“Por ejemplo en Estados Unidos se llevó casi 25 años para que el 25% de la población tuviera acceso a un televisor. Luego pasaron 14 años para que el 25% de la gente tuviera un teléfono celular, 7 años para que el 25% de los estadounidenses utilizara Internet y 3 años para que el 25% de la gente abriera un perfil en Facebook o en otras redes”, comentó.

Le recomendamos:  ¿De qué manera los CIO pueden impulsar la adopción de aplicaciones móviles?

El estudio arroja que “cuatro de cada cinco personas ahora experimentan un aumento en los beneficios por usar servicios en línea a medida que más personas los utilizan”, esto implica que el estilo de vida actual cada vez más migra hacia uno más conectado.

Así mismo, indica que la inteligencia artificial reemplazará la era de la pantalla y con esto, destronará al Smartphone de su poder. Esto fue lo que Gualda nos advirtió al respecto:

Una de las tendencias se refiere al boom de la Inteligencia Artificial dentro de los consumidores. ¿Será el 2016 el principio del fin de la era smartphone?  

Sí, nosotros predecimos que el smartphone va a seguir existiendo al menos en los próximos 5 o 6 años, pero tal vez su funcionalidad no va a cambiar más e incluso se va a reducir, es decir, el smartphone tal vez no vaya a ser el control universal para todos los dispositivos de inteligencia emocional como lo es ahora, sino que otros van a segmentar esto y van a interactuar más con la gente.

Más: 10 empleos IT que tomarán fuerza el 2016

¿Cuál será el papel de los dispositivos wearable durante esta transición?

Aquí tenemos una tendencia y es mi favorita, que es de “internables”, es decir, dispositivos que tienen un chip que se inserta de alguna parte del cuerpo y le permite al usuario abrir una puerta o tener acceso a alguna parte de su casa. Pero de momento sí, los wearables probablemente serán los dispositivos de transición entre los smartphones y todos los otros.

¿Cómo impactará el uso de interfaces de Inteligencia Artificial en la vida cotidiana del consumidor?

Nosotros estamos diciendo en la tendencia #1 que existe un estilo de vida conectado y lo que pasa es que cuantas más personas están conectadas mejor es la red y los servicios que la red ofrece a los consumidores. Esto pasa también con los costos, cuanta más gente va a utilizar un servicio, por ejemplo Spotify o Netflix, mejor va a ser la oferta.

¿Se sentirán estas tendencias con igual fuerza en Centroamérica? ¿Cuáles considera que llegarán más rápido a la región?

La forma en que la tecnología llega a una región está cambiando mucho, porque el mundo se está haciendo cada vez más homogéneo y más igual. Con los smartphones y la Internet es más posible que estas tendencias lleguen mucho más rápido de lo que llegó el  3G o el 4G. Entonces nosotros vemos un mundo cada vez más igual en términos de tecnología, claro siempre va a existir una diferencia de algún tiempo pero esto será cada vez menor.

¿Cómo podrán las empresas sacar provecho de estas tendencias, dentro de sus operaciones? Por ejemplo, el alto consumo de videos que actualmente están haciendo las generaciones más jóvenes.

Las empresas y los consumidores están cambiando. Por ejemplo, en 2015 a nivel global, el 20% de los adolescentes consumen más de tres horas de YouTube por día. Y nosotros hemos visto en la gente mayor un consumo que viene creciendo, por ejemplo en 2015 más del 10% de la gente entre 30 y 34 años ve más de tres horas de YouTube por día. Lo que pasa es que cambia la experiencia del consumidor, dándole más poder sobre lo que puede ver y lo que no.

Este artículo está clasificado como: , , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR