Banca digital una experiencia que reconoce a las personas

Banca digital una experiencia que reconoce a las personas

Según el Informe Gartner 2020 sobre Banca Digital, más de un 1.9 billones de usuarios lo utilizan.

Por: Gabriel Balzaretti, vicepresidente Senior de BPC Banking Technologies.

La banca digital es un modelo disruptivo que llegó para desafiar a la industria, impulsar la innovación, la competencia, y proponer un reto para las estructuras tradicionales. En los últimos años, los neobancos, las startups y las fintech aparecen como alternativas para atender las necesidades financieras de las personas.

Hoy, existen en el mundo más de 400 bancos digitales, quienes con sus servicios y productos atienden a 500 millones de clientes. Según el Informe Gartner 2020 sobre Banca Digital, más de un 1.9 billones de usuarios lo utilizan; el 35% de las personas en los mercados emergentes envían dinero a sus familiares o amigos a través de un teléfono móvil y un 61% los usa para sus actividades bancarias.

Latinoamérica presenta una gran oportunidad para la adopción de estos modelos, más de la mitad de su población no cuenta con servicios bancarios, lo que representa un mercado potencial superior a los 210 millones de personas, además del significativo porcentaje con acceso limitado a los servicios financieros, créditos o esquemas de ahorro. En la región dos de cada cinco trabajadores tienen una cuenta bancaria.

Además: ¿En qué consiste el plan de cooperación para Fintechs salvadoreñas?

El covid-19 tuvo un impacto positivo en la manera en que las personas hacen las transacciones financieras y priorizó la necesidad de hacer pagos de manera confiable y segura. Interpretar las necesidades de su cotidianidad ha sido un factor fundamental para la expansión de la banca digital.

Ahorro para el futuro en una experiencia digital

Allí hemos construido un banco que está apoyando a las personas en los momentos que más lo necesitan. En él se sabe que los filipinos se ahorran como grupo de familiares y se apoyan unos a otros como también lo hacemos en Latinoamérica, ya que el 70% de su población, está sin bancarizar.

Los filipinos tienen la costumbre de ahorrar informalmente, dentro de su comunidad bajo un modelo conocido como “The Paluwagan”, que consiste en usar un recipiente para guardar el dinero común y luego ser utilizado por los miembros de la familia o amigos más cercanos cuando tienen alguna urgencia financiera. Inspirados en esta práctica, Tonik Bank, digitalizó la experiencia y ahora ofrece diferentes alternativas que promueven el ahorro y al mismo tiempo hacen práctico y fácil su uso.

También: Fintechs marcan tendencia en América Central

Este neobanco definió a través de su ecosistema digital con un servicios o productos, desarrollados para llegar a segmentos de la población que tradicionalmente han estado por fuera de las instituciones financieras, como son los no bancarizados, sub-bancarizados, las nuevas generaciones como los millennials y Z, además de atraer a los canales online a los adultos mayores.

La propuesta de valor es soñar en grande y ahorrar más. Por primera vez, digitalizamos los ahorros que las personas suelen hacer en persona añadiendo las tasas de interés máximas y permitiéndoles ganar más dinero. Este es un verdadero modelo para los bancos, ya que la única forma de que las personas se alejen del efectivo y se vuelvan digitales es obtener valor y aquí el valor es más dinero, no menos.

Una solución que llega a las personas

El éxito de la banca digital no se limita solo a aprovechar el uso de la tecnología para llegar a los clientes. Esta solución tiene la capacidad de interpretar las necesidades de las personas y servir como un canal eficaz para fomentar la inclusión financiera, ajustar los productos a públicos específicos y a diferentes sectores de la economía. Un banco que no esté dispuesto a interactuar con las personas y ofrecer servicios según las necesidades específicas que tengan, estará destinado a quedarse por fuera de la transformación sin precedentes que hoy vive la industria.

Además: Nueva fintech llega al mercado costarricense para ofrecer sus servicios financieros

Las necesidades de los clientes cambiaron producto de la pandemia, y de la forma como hoy se están interactuando. De un banco, en la actualidad, se espera una mayor velocidad en sus procesos y unos servicios que se adapten a la nueva realidad. Las expectativas que los usuarios tienen se concentran en la forma cómo la entidad interactúa con ellos, maneja su dinero, los productos, bienes y los servicios que recibe y los beneficios y valores agregados que les ofrece. El día a día de las personas debe estar integrado con el mundo digital.

Estamos viendo como muchas más fintech y neobancos llegan al mercado con una verdadera propuesta de valor diferenciada. Latinoamérica verá aparecer nuevos jugadores con ofertas similares a las Filipinas y que se adaptan totalmente a nuestro mercado y las necesidades de nuestra gente.