Calidad 4.0: la nueva aliada de la revolución industrial

Calidad 4.0: la nueva aliada de la revolución industrial

La calidad 4.0 se define como el conjunto de conceptos y técnicas desde la gestión de la calidad potenciada con las nuevas tendencias de la industria de la manufactura y la tecnología.

La cuarta revolución industrial trae consigo nuevos cambios para las gestiones empresariales, en los últimos años se han presenciado importantes avances en los campos de la conectividad, la movilidad, el análisis de datos y la sistematización de procesos. Bajo el contexto de toda esta serie de innovaciones nace la denominada industria 4.0 y con ella la calidad 4.0.

La calidad 4.0 es un término que surge como consecuencia a la respuesta de la gestión en la ingeniería de la calidad ante la industria 4.0. Para el máster en Ciencias en Ingeniería de Calidad del Reino Unido, José Carlos Flores Molina, esta se define como el conjunto de conceptos y técnicas desde la gestión de la calidad potenciada con las nuevas tendencias de la industria de la manufactura y la tecnología, a partir de la incorporación de la inteligencia artificial y la autonomía que esto permite.

Le puede interesar: Protección y distribución de experiencias digitales únicas desde EDGE

El experto recalca que esta innovación aún se encuentra a nivel de estudios y análisis y que hasta el momento se comienzan a ver algunas aplicaciones de lo que va a ser la calidad 40.0. Bajo esta misma línea destaca la importancia que tienen los empresarios en capacitarse, entrenarse y organizarse para los cambios que va a traer la industria 4.0.

José Carlos Flores Molina, máster en Ciencias en Ingeniería de Calidad del Reino Unido.

Con respecto a las tecnologías que utiliza este nuevo aliado de la industria, el experto destaca el Big Data, el cual ya no es una novedad para la gestión de la calidad. “El big data potenciado con machine learning y deep learning nos están permitiendo tener algunos cambios dramáticos en el mejoramiento de la calidad y tenemos pues casos, como por ejemplo el manejo de los carros Tesla, que tienen una capacidad de aprendizaje, de poder adquirir su propio datos, de procesarlos”, agregó.

Ya no se trata de pensar cómo es que las máquinas aprenden, sino que cómo utilizar el aprendizaje de las máquinas, un ejemplo de esto es el Lean Six Sigma, una herramienta utilizada para la gestión de calidad. Gracias a las innovaciones ahora contamos con una capacidad enorme de datos con mucho más potencial, además que las máquinas y la infraestructura cuentan ahora con una serie de sensores nuevos que permiten poder hacer un análisis más enriquecedor en tiempo real.

Además: Experiencia digital a través de la ominicanalidad: la apuesta de GBM y Cisco

Asimismo, la llegada de las tecnologías 5G han acelerado la capacidad de respuesta en tiempo real la toma de decisiones. El experto menciona que “estamos ante un cambio de paradigma en la gestión de las empresas, con la introducción de la industria 4.0 y por eso le llamamos a esto calidad 4.0, además hacen una autocrítica en la situación de debemos prepararnos, entender estos cambios tecnológicos, aprender sobre estos cambios tecnológicos para participar en este nuevo impulso y nuevo cambio que tendrán las empresas y donde los profesionales de la calidad estamos seguros que tenemos mucho que decir”.

Con la implementación de la calidad 4.0 se creará un nuevo espacio con mayor capacidad de tener sensores a lo largo de toda la organización y por tanto poder entender mucho mejor las relaciones de causalidad, tener un mayor control del proceso y entender dónde se están haciendo cambios. Además, se va a tener una mayor capacidad y pronóstico, pero a la vez es importante mencionar que la calidad 4.0 no se entiende solamente como una fábrica llena de tecnología, parte de la calidad 4.0 es que hoy en día se recibe retroalimentación en las redes sociales por parte del cliente en tiempo real, la cual puede ser de gran beneficio para la empresa.

Lea: Conozca el nuevo proyector portátil de ViewSonic

“Para la calidad 4.0, estos cambios tecnológicos no piden permiso para entrar, no tocan la puerta para ver si lo adoptamos o no, ya están acá y se introducen en nuestros dispositivos móviles, e introducen en nuestra forma de trabajar en el día a día, en nuestros hábitos de consumo o inmediatamente está posteando y está enviando información a la red y podemos utilizarla para beneficio de la empresa y nuestros consumidores, o podemos darle la espalda, lo cual sería sumamente peligroso”, concluyó José Carlos Flores Molina, máster en Ciencias en Ingeniería de Calidad del Reino Unido.

También: Mujeres emprendedoras en áreas STEM de Costa Rica ya pueden postularse para programa de incubación Constelar