Capacitación: el otro capítulo de la telemedicina

Soy Digital

Además de brindar atención a pacientes, la telemedicina es actualmente una herramienta vital para la capacitación de profesionales en salud de manera remota.

 

Miguel Rivera

 

Usualmente hablar de telemedicina significa brindar atención médica de manera remota a partir de sistemas de telepresencia, sin embargo, esta nueva esquina que encuadra junto a las demás lo que representa actualmente el área de salud a nivel global, va mucho más allá del servicio a pacientes. Uno de los beneficios tangibles de peso al desplegar esta solución es la capacitación de médicos a distancia.

La naturaleza geográfica y sus complejidades en la región latinoamericana en cuanto a facilidades de desplazamiento y dimensiones, han sido más que un obstáculo, un impulso para desarrollar esta práctica a partir de la infraestructura de colaboración y telepresencia.

Gustavo Menéndez, gerente de Desarrollo de Negocios de Telemedicina para Cisco, más que un complemento, ve la capacitación remota como uno de los tres puntos básicos y pilares de esta tendencia junto a la administración técnica de plataformas así como al componente clínico asistencial, es decir, la consulta con especialistas, multiespecialidades, segundas opiniones, junta médica, etc.

Además sobre este tema: El otro capítulo de la Telemedicina (infografía)

 

“Es necesario desarrollar un programa que incluya siempre estos tres componentes si nuestra intención es implementar correctamente un programa de telemedicina, además de la decisión y apoyo de los niveles directos de la organización como el rediseño de procesos y técnicas de gestión del cambio. La telemedicina plantea un cambio de paradigma y forma de trabajo” añadió Menéndez.

Técnicamente, Gustavo señala que los puntos centrales de una implementación telemédica enfocada a la capacitación remota de profesionales, además de las herramientas de Colaboración, requiere una planificación basada en potenciar la movilidad de participantes, repositorio de sesiones, interactividad en tiempo real entre participantes y evaluación posterior.

De igual forma, para Menéndez es sumamente necesario contemplar siempre en la capacitación de médicos de manera remota, la integración de elementos periféricos digitales como otoscopios, estetoscopios, electrocardiógrafos, etc., con la capacidad de conectarse directamente para el envío de datos inmediatos en cada terminal.

“Además, cuando el programa entra en escala, es imprescindible contar con un software o aplicativo de colaboración telemédica que automatice los flujos de trabajo, permita la gestión de las herramientas de video y de los periféricos médicos, y que se integre con los sistemas de gestión médica, es decir, historia clínica, administración hospitalaria, imágenes, etc”, concluye Menéndez.

 

Este artículo está clasificado como: , , , , , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR