Capturan a exempleado con discos duros de la SAT

Capturan a exempleado con discos duros de la SAT

Juan José López Torres @jjlopezt

La Policía Nacional Civil (PNC) de Guatemala capturó el viernes pasado a un exempleado de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), el cual sustrajo equipo de tecnología de dicha institución, un hecho que inevitablemente hace recordar la gran filtración de datos ocurrida a la firma Mossack Fonseca y que fue conocida como “Los papeles de Panamá”, hace un poco más de un año.

La PNC identificó al capturado como Elmer Pérez, de 22 años, quien laboró desde 2014 hasta hace dos meses como asesor en la gerencia de informática y como técnico en elaboración de tutoriales, según registros de la SAT. Al momento de la detención portaba seis discos duros, ocho memorias RAM, una credencial de la recaudadora de impuestos y un teléfono inteligente.

 Imperdible: #PanamaPapers: Crónica de una capa 8 enfadada

El caso ha puesto sobre la mesa la capacidad de la institución en aspectos como la seguridad física y protocolaria entre otros, al tratarse de equipos sustraídos con engaños y que por ahora se desconoce qué clase de información contienen. El caso está en manos del Ministerio Público.

De acuerdo con Mynor Caballeros, director de comunicación social en la Superintendencia, “no hay más información, no se me ha confirmado que hay en la información. Estamos colaborando con el Ministerio Público”.

Para Pablo Barrera, Information Security Professional, aunque podría tratarse más de un robo material, por el hecho de que Pérez sustrajo las memorias, lo que corresponde es realizar un análisis forense para determinar qué información hay en los discos, situación ha puesto en evidencia la falta de protocolos de seguridad.

“Desde un punto de vista de seguridad física, en el momento en que el empleado se retira, debe existir un protocolo/procedimiento donde él devuelve toda información que pertenece a la organización, incluyendo el carnet”, indicó Barrera.

“Si en los discos están las listas de contribuyentes con potenciales juicios, con potenciales demandas por parte de la SAT o investigaciones especiales a defraudadores, eso vale un montón de plata”, agregó el experto en seguridad.

El viernes pasado, con engaños, Pérez ingresó a las oficinas ubicadas en un edificio empresarial en la zona 10 capitalina, aunque fue capturado cuando abandonaba el lugar, dijo el vocero de la Superintendencia.

“Si los discos y las memorias son nuevos, debían haber estado bajo llave y con los controles necesarios. Al ser discos de PC, ¿los sacó de ellas? ¿estaban en un lugar seguro? ¿estaban encriptados?”, razonó por su parte el profesional de seguridad.

Lea: #PanamaPapers salpica a la industria de TI

El año pasado trascendió en Panamá el robo de información de la firma Mossack Fonseca, en donde un empleado enfadado sustrajo alrededor de 2.6 terabytes de información sobre actividades off shore de empresas y figuras políticas de todo el planeta.

Pero Wikileaks (2010) ha sido uno de los casos más emblemáticos que pasará a la historia como el mayor escándalo de ciberespionaje del país más poderoso del planeta; o las desgarradoras fotos de Abu Ghraib (2004) que desnudaron la tortura contra iraquíes en pleno apogeo de una guerra sin sentido.

Leave a comment

Send a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *