Carreras tecnológicas levantan pero no son prioridad en Costa Rica

Redacción

Costa Rica no logra suplir los profesionales y técnicos que son demandados por los empleadores en las áreas de ciencia y tecnología pese a los esfuerzos que hace el gobierno para cortar la brecha.

 

Fabián Calderón Cabezas.

 

Aunque los profesionales y técnicos en ciencia y tecnología hayan logrado un mejor posicionamiento en las actividades de la “nueva economía” (zonas francas, economía agroexportadora no tradicional, nuevos servicios), todavía se encuentran lejos de tener un peso relativo de importancia en las ramas productivas que más aportan al crecimiento del país.

 

Según señaló el Primer Informe del Estado de la Ciencia, la Tecnología, y la Innovación, con base en datos de los censos de población del INEC, la “nueva economía”, pese a ser poco intensiva en mano de obra, es una fuente importante de empleo para trabajadores de ciencia y tecnología, dichas ocupaciones pasaron de representar el 15% de todos los ocupados en la “nueva economía” en 2001 al 30% en 2011.

 

Las políticas de apertura comercial y de promoción de las exportaciones impulsadas en los últimos años alentaron el desarrollo de nuevos sectores productivos estrechamente vinculados con la economía mundial. Estos sectores requieren transformaciones aceleradas en la estructura laboral para atender éstas demandas.

 

Costa Rica sufre de este problema: Empresas ticas luchan contra escasez de talento en TI

 

En las últimas décadas, la estructura productiva de Costa Rica mostró una acelerada tendencia a la concentración en actividades vinculadas al sector de servicios. Paralelamente, el Estado dedicó importantes esfuerzos de política pública al impulso de actividades de alto contenido tecnológico en la industria manufacturera. Como parte de esta dinámica, el mercado de trabajo experimentó cambios que van de la mano con la transformación de la estructura productiva.

 

Estudios realizados en este informe señalaron que los sectores que más aportaron al crecimiento del PIB durante la primera década del siglo XXI, fueron aquellos en los que más se incrementó la participación de empleados con formación en ciencia y tecnología. Dicho hallazgo evidencia de manera indirecta la contribución de la ciencia y tecnología al desarrollo del país.

 

Además, en 2011 el 87% del crecimiento del PIB se explicó por el aporte de cuatro ramas productivas: comunicación y transporte, industria, servicios prestados a empresas, y comercio y turismo. En dichos segmentos se concentra el 33% de los ocupados en ciencia y tecnología, dieciocho puntos por debajo de la proporción que representan en la economía en su conjunto.

 

No solo es con los ticos: TI enfrenta escasez de personal en la región

 

El principal cambio en la estructura ocupacional de los profesionales en ciencia y tecnología se dio en las actividades de servicios. La poca evidencia con la que cuenta sugiere que no ha sucedido lo mismo en el sector industrial, que ha sido destinatario de esfuerzos de política pública tendientes a incrementar el contenido tecnológico de la producción nacional, de la mano con la inversión extranjera directa (IED).

 

Cabe destacar que los ingenieros y tecnólogos, seguido de cerca por Ciencias Médicas, es el área de ciencia y tecnología con mayor cuota de participación, pasó de 32,1% a 36,2% entre 2000-2011. Entre las nuevas ocupaciones que emergen destacan las relacionadas con TIC, como es el caso de los ingenieros en sistemas (duplicaron su participación), así como los técnicos ligados con TIC..

Este artículo está clasificado como: , , , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR