Chipsets: el alma de cada celular

Adrian Gonzalez

No todos son iguales: de ellos dependen tanto la potencia como las prestaciones de su móvil. Descubra los secretos de por qué se puede sacar las mejores fotos y hacer que su teléfono lo reconozca.

 Por: Andrea Gentil

¿Qué hace que una computadora pueda procesar imágenes, textos, videos, conexiones, comprender y ejecutar las órdenes que les damos? Los componentes responsables de esto son varios y, licencia poética mediante, el cerebro ejecutor es el procesador.

Algo similar ocurre en los teléfonos inteligentes o smartphones. La diferencia, además de la falta de luz y escasez de recursos, es el que la pieza fundamental, el director de orquesta que permite que un teléfono procese la voz de una persona y que también la asista para sacar fotos casi profesionales, es el chipset.

 En rigor de verdad, se trata de un componente conformado por diferentes tipos de procesadores que, en conjunto, permiten que desde el funcionamiento de la pantalla hasta la memoria y la asignación de tareas funcionen de manera coordinada.

Lea más: SoC de MediaTek, 20 años de evolución

Es por eso que en las especificaciones técnicas de los equipos se menciona al System on a Chip o SOCs, un ecosistema que alimenta al móvil para hacerlo andar y mejorar su potencia cada vez. Los desarrolladores de chipsets crean los componentes para sus ecosistemas, pero además integran tecnologías y funciones que mejoran el desempeño de los equipos alimentados por el SOC.  

Como los componentes de los chipsets dependen de las funciones de cada teléfono, la arquitectura y las soluciones dependen de cada fabricante. Por ejemplo, el fabricante de semiconductores MediaTek incluye en sus chipsets la tecnología MiraVision: es la que configura la visualización de la pantalla del smartphone, por medio de algoritmos que le permiten aumentar la calidad visual de lo que se muestra.

Entre otras ventajas, no ocupa memoria y mejora el consumo de la batería hasta en un 25%. MiraVision incluye una función llamada EnergySmart Screen que permite ahorrar energía, mientras que conserva la calidad de las imágenes. Las funciones que cada fabricante incorpora a sus chipsets o SOC son muchas, CorepPilot por caso, es un administrador de tareas que ayuda al equipo a usar sus núcleos de un modo más eficiente, lo que redunda en un empleo más eficiente de la energía. Imagiq, por su parte, mejora las fotos tomadas con los equipos haciendo uso de la tecnología de Profundidad de Campo (DOF), entre otras.

Nota relacionada: Mediatek ofrecerá chipsets de bajo costo en Centroamérica

 Funciones muy importantes son por caso las de carga rápida y carga inalámbrica, porque que los smartphones puedan adquirir cada vez mayor tiempo de autonomía resulta fundamental para los usuarios. A la carga inalámbrica, consiste en generar un campo electromagnético y emisor de energía, y lograr captar la energía en el otro extremo. El campo electromagnético es generado por el soporte para carga y el receptor, es el teléfono móvil.

 Por otro lado la carga rápida es el nombre genérico que reciben varias tecnologías similares cuyo objetivo es cargar una batería a una velocidad mayor a la habitual. El fabricante MediaTek, por ejemplo, tiene su propia versión de carga rápida, que recibe el nombre de Pump Express . El eslogan de esta tecnología es “carga menos, vive más“, que se traduce según los cálculos oficiales en cifras como un 75% de carga en 20/30/35 minutos.

 Otras funciones que incluyen los chipsets pueden ser Wi-Fi, radioFM, GPS, bluetooth, módem para redes 4.5G/4G/3G/2G, control de carga, y todos ellos dependen de la infraestructura y de las soluciones de cada chipset.

Este artículo está clasificado como: , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR