Cisco se enfría

Como parte de un compromiso continuo para la responsabilidad ambiental, Cisco anunció que ha fijado la meta de reducción de gases de efecto invernadero (GEI) de sus operaciones en todo el mundo en un 25 por ciento durante los próximos cuatro años, alcanzando su objetivo en términos absolutos para el año 2012. La empresa desplegará un enfoque único centrado en el poder de la tecnología para lograr su meta y demostrar cómo los clientes pueden hacer lo mismo.

John Chambers, presidente y CEO de Cisco, esbozó el plan en Cisco Live!, la conferencia anual de tecnología de la información y comunicaciones de la compañía. En su discurso de apertura, Chambers examinó el efecto que la IT puede tener sobre los problemas ambientales del planeta y demostró el compromiso de la firma con la sustentabilidad en sus operaciones, en la cultura, en los productos y en las soluciones del cliente.

Durante los últimos seis meses, Cisco ha trabajado con la EPA, así como con otros sectores como el Environmental Defense Fund (EDF) y la consultora de sustentabilidad DOMANI, para evaluar su huella de gases de efecto invernadero en todo el mundo, validar sus métricas y establecer objetivos agresivos y alcanzables. En el año calendario 2007, la huella bruta de GEI fue equivalente a 832.000 toneladas métricas de CO2 (CO2e). Esta huella incluye las emisiones de Cisco en sus instalaciones propias, en sus edificios arrendados, en sus vehículos y sus viajes de aerolínea a nivel mundial. Sobre la base del protocolo del Climate Leaders de la EPA, esta cifra se convierte en 724.000 toneladas métricas netas de CO2e. Con el anuncio de hoy, Cisco tiene el objetivo de reducir sus emisiones de GEI para el año 2012 a una huella de 543.000 toneladas métricas de CO2e.

Leave a comment

Send a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *