Ciudades más pobladas requerirán más seguridad

Soy Digital

El crecimiento poblacional será voluminoso hacia mediados de la próxima década, eso demandará más seguridad para la convivencia ciudadana.

Juan José López Torres @jjlopezt

En 2025 habrá 680 millones de latinoamericanos, cifra que se elevará a 779 millones en 2050, según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL). A mediados de 2014, había 612 millones. Si se toman en consideración las condiciones actuales en la región en aspectos como el tráfico vehicular, la calidad del aire y las estadísticas de seguridad, es fácil prever que en los años venideros estos se dispararán.

Para enfrentar dicho volumen de habitantes y necesidades, las ciudades tendrán que migrar a un concepto basado en inteligencia y construir planes de mejoramiento que aborden otros desafíos como el transporte, la movilidad, la iluminación y, obviamente, la seguridad de las personas.

En algunos países, como México, se utilizan videocámaras de última generación que están conectadas en red y cuentan con sensores inteligentes para recopilar datos en tiempo real sobre el tráfico vehicular, contar automóviles, dar seguimiento a las obras viales, accidentes y congestionamientos.

“El video en vivo y las notificaciones automáticas de incidentes pueden ayudar significativamente a los funcionarios a evaluar de forma más rápida la situación vial”, según Manuel Zamudio, gerente de cuentas nacionales en Latinoamérica, Norte y El Caribe de Axis Communications.

Incluso, los recursos que se pueden asignar a esta labor hacen más eficiente las tareas policiales para reducir el impacto del tránsito vehicular, por mencionar algo.

Las cámaras de red brindan beneficios superiores a otros recursos de conteo tradicionales, puesto que son fáciles de instalar, son más versátiles e impactan menos en los presupuestos, además de que permiten una recolección mayor de datos para manejarlos con big data y obtener análisis optimizados.

Enfocadas como una solución de videovigilancia, las aplicaciones de software detectan otras fuentes de datos. Las cámaras IP cuentan con micrófono y un software de análisis de audio para complementar la labor de vigilancia.

“La elección de una plataforma abierta y flexible que permita que las cámaras de red actúen como sensores inteligentes aporta beneficios tangibles a los proyectos de las ciudades inteligentes“, hizo ver Zamudio.

Desde esta óptica, se accede a información de valor sobre esta y otras variables relacionadas con la vida cotidiana y brinda a las autoridades la opción de comprar datos finitos en tiempo real con otros modelos de big data para tomar decisiones sobre sus políticas.

En otras palabras, las cámaras no solo sirven para grabar video sino para disuadir actos delictivos o reducir los congestionamientos vehiculares, apoyados con herramientas versátiles para la gestión de cualquier cadena de incidentes.

De ahí que las autoridades no deben pasar por alto hacia dónde se dirige la región y que hoy es el momento de considerar la adquisición de una plataforma digital, que incluya cámaras de red con sensores inteligentes, como parte de la estrategia que apoye las tareas de seguridad para los volúmenes de habitantes previstos.

Visite estos enlaces relacionados

El valor de tecnologizar la seguridad

Vicente López, una de las primeras smart city

Anatomía TIC de una smart city segura

Este artículo está clasificado como: , , , , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR