¿Cómo pueden los CIOs manejar a profesionales de la generación Z?

Alejandro Delgado

 

Trabajar con una nueva generació;n es uno de los mayores retos que empezaron a enfrentar los CIO. Estos nuevos empleados traen un nuevo sistema de creencias, estudios y opiniones que normalmente no están acordes con las jefaturas.

 

Los tiempos han cambiado, actualmente la informació;n, sistemas de desarrollo, có;digos de programació;n y el ambiente de trabajo se transforma rápidamente. Las capacitaciones y el entrenamiento son estrategias necesarias para poder lograr una armoní;a entre empleado y empleador.

 

 “El CIO tiene que entender que él tiene que cambiar él, cambiar su visió;n. Cambiar y entender que esta es una generació;n que nació; bajo otro sistema” indicó; José Álvaro Romero, coordinador del área de Bienestar Laboral de la Universidad Cenfotec.  

 

El reto es grande, en especial porque las universidades se mantienen en un estándar de conocimiento básico, no especí;fico y por otro lado las empresas cada vez piden profesionales más especializados en cierto tipo de desarrollos o implementaciones.

 

“Antes existí;an cuatro o cinco lenguajes de programació;n, ahora hay 20, 25, y ahora no solo es el lenguaje, también es el sistema operativo, el entorno de desarrollo, y sobre todo muchas empresas utilizan tecnologí;as muy especí;ficas para buscar una ventaja sobre otras”, explicó; Francisco Mata, director de Informática de la Universidad Nacional de Costa Rica (UNA).

 

Los desafí;os para comprender esta generació;n no se limitan exclusivamente a la parte técnica o de conocimiento, también existen cambios en la manera de comunicarse, sus conceptos de jerarquí;a y la forma en que ven a la empresa.

 

“Estas generaciones están acostumbradas a comunicarse de una forma más rápida, con poca inteligencia interpersonal  y el reto es lograr que ellos sean conscientes de sus fortalezas y debilidades para que logren mejorar sus relaciones con los demás”, contó; Romero.

 

No es un problema, es un reto.
 

A pesar de que no es un trabajo fácil, es algo que deberá afrontarse en algú;n momento, es enfrentar dos generaciones y lograr equilibrar la balanza.

 

Tratar de cambiar una generació;n es muy difí;cil, son muchos. Lo que debe hacerse es conocer a la població;n que tienen y buscar readecuar las estrategias de la compañí;a para acoplarse a la nueva generació;n”, indicó; Romero.

 

Ambos académicos están de acuerdo en que parte de los procesos más simples y producentes son las capacitaciones y entrenamientos orientados a darle herramientas de comunicació;n, factor humano y tecnoló;gicos, algo en lo que las universidades también están intentando incorporarse a la hora de preparar a los jó;venes para enfrentar el mundo laboral.

 

“Las empresas no consideran la capacitació;n como un recurso necesario y ellas tienen que dedicar algunos recursos como darles tiempo o cursos de capacitació;n que ayude a acelerar la curva de aprendizaje”, aconsejó; Mata.

 

De acuerdo con Romero, es necesario establecer una serie de sistemas de concientizació;n que incorporen un presupuesto para entrenar – a toda la compañí;a- en habilidades humanas y en có;mo manejarse con otras personas.

 

“Igual como hacen los para conocer a sus clientes, así; mismo deben de invertir en conocer a sus empleados para encontrar có;mo se comportan y cuáles son las ventajas que tiene cada uno”, concluye Romero.