¿Cómo ser potente sin perder eficiencia?

Adrian Gonzalez

Las tecnologías que permiten a los usuarios hacer más cosas con sus smartphones, sin sacrificar eficiencia. Los chipsets, y las herramientas que permiten a las baterías mejorar su rendimiento.

Por Andrea Gil

La ‘potencia’ del móvil depende, principalmente, del procesador: la potencia es la capacidad del equipo de ejecutar cualquier tarea o proceso con mayor o menor velocidad, y también es importante considerar la fluidez con que se ejecuta el software. En un móvil, el equivalente a la ‘placa base’ del ordenador es el ‘chipset’, que incluye el procesador y la GPU -procesador de gráficos-, además de los conectores para los módulos de conectividad, cámara, memoria RAM, pantalla y demás componentes.

Pero, además, de la potencia, está el rendimiento. Buscar potencia y alto rendimiento hace posible que los teléfonos móviles sean capaces de realizar varias actividades de forma rápida, lo que mejora la productividad, además de permitir ejecutar videojuegos sin que el celular se vuela lento.

A estas características se les agrega la eficiencia energética, esencial en un segmento como el de la tecnología móvil. Y suele pensarse en que a mayor potencia mayor gasto energético. ¿Cómo lograr tener a ambas sin sacrificar a ninguna? Todo depende de las arquitecturas, de los componentes y de las soluciones.

El MediaTek Helio P90, por ejemplo, cuenta con una arquitectura APU 2.0 de inteligencia artificial de nueva generación. El Helio P90 cuenta con ocho núcleos diseñado con dos procesadores ARM A75 que funcionan hasta 2.2 GHz y seis procesadores A55 de hasta 2.0 GHz. Algo muy importante en esto de tener potencia y eficiencia al mismo tiempo es que este chipset contiene la tecnología CorePilot, que garantiza que el procesamiento se realice de una forma más eficiente en todos sus núcleos.

Se trata de un conjunto de tecnologías avanzadas de monitoreo, programación de tareas y optimización del rendimiento que alimenta los procesadores MediaTek Helio, y que influye en procesos como la simple navegación a través de las redes sociales hasta los juegos móviles más intensos.

CorePilot 4.0 presenta una solución de planificación de tareas inteligente y centralizada que puede optimizar el uso del recurso de cómputo SoC. Por ejemplo, distribuye tareas a los clusters / núcleos adecuados con la frecuencia y el voltaje adecuados, para minimizar el uso de energía y al mismo tiempo garantizar que se cumpla con el alto rendimiento y la potencia.

¿Cómo lo logra? Trabaja en estrecha colaboración con la gestión térmica y la supervisión de la experiencia del usuario (UX) para reducir el consumo de energía de la batería. Según la entrada de estos mecanismos de control, se seleccionan el (los) núcleo (s), grupo (s) y frecuencias / voltajes correctos para la carga actual de la aplicación.

Así como el corazón reacciona automáticamente a las tareas que el cuerpo realiza, CorePilot 4.0 dirige de manera automática la energía hacia aquellas tareas que estén ejecutándose y en el momento en necesario, para mantener la eficiencia. Para esto, la tecnología se basa en la arquitectura de procesamiento Tri-Cluster. Los tres clusters o grupos ofrecen niveles de procesamiento mínimo, medio y máximo para equilibrar mejor toda la amplia gama de necesidades y requerimientos de las aplicaciones y tareas de los smartphones.

Otros procesadores para teléfonos inteligentes ofrecen dos tipos de núcleos: un conjunto de núcleos de alto rendimiento que requiere una gran cantidad de energía de la batería, y núcleos de bajo rendimiento y que requieren poca energía. La configuración Tri-Cluster de MediaTek proporciona una flexibilidad adicional que permite equilibrar potencia y eficiencia.

Pero, además, el Core-Pilot 4.0 incluye un sistema centralizado de organización de tareas que optimiza la eficiencia energética, UX Monitoring y un sistema de administración térmica denominado System Power Allocator (SPA). Este sistema predice el escenario de uso de energía de un individuo, da prioridad a la aplicación que más crítica sea para el usuario en un momento determinado y controla el consumo de batería. UX Monitoring, por su parte, analiza la retroalimentación del sistema sobre la velocidad de visualización actual en la pantalla, las actividades que ocurren en primer plano y las acciones que requieren un rendimiento inmediato.

Trabajando juntos, CorePilot 4.0 escoge el cluster o clusters correctos a una frecuencia determinada que produce un voltaje óptimo para la carga actual. Esto genera una experiencia consistente y constante para el usuario, así como el mejor rendimiento con una duración máxima de la batería.

Esto implica que los usuarios pueden hacer más con su teléfono inteligente, y durante más tiempo.

Este artículo está clasificado como: , , , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR