Computación cuántica, un impulsor del aprendizaje automático

Editorial IT NOW

La computación cuántica está ganando cada vez más terreno como una solución empresarial para el aprendizaje automático que podría impulsar la inteligencia artificial a nuevas alturas.

CIO

La computación cuántica, considerada en su momento como una tecnología de ciencia ficción, está surgiendo como una forma para que las empresas aborden el aprendizaje automático, la optimización, la búsqueda y los desafíos que los modelos de computación clásicos no pueden tocar.

“Las computadoras cuánticas procesarán en segundos los mismos datos que una supercomputadora tardaría años en procesar, lo cual podría cambiar el juego para las empresas que descubran cómo usarlas para resolver desafíos informáticos significativos”, expuso el analista de Gartner Matthew Brisse.

Igualmente, Brisse comentó que el aprendizaje automático puede ser el caso de uso perfecto, ya que las máquinas cuánticas procesarán los algoritmos más rápido, acelerando la capacidad de las empresas de procesar información y obtener conocimientos.

¿Qué es la computación cuántica?

Es un enfoque poderoso para procesar datos utilizando bits cuánticos, o qubits, que pueden representar y almacenar valores de 0, 1 o, en superposición, una combinación de 0 y 1 simultáneamente. Esta superposición de estados permite a las computadoras cuánticas operar a una escala enormemente acelerada que eclipsa la velocidad de la informática clásica, que usa bits binarios para almacenar información como 0 o 1.

¿Cómo funciona?

Para realizar un cálculo con muchos qubits, todos deben mantenerse en superposiciones de estados interdependientes, también conocidos como estados cuánticos coherentes, en los que se dice que los qubits están entrelazados. Cuando un qubit está entrelazado, un cambio a uno de ellos puede influir en todos los demás. Sin embargo, los qubits son frágiles; las fluctuaciones en la temperatura, el ruido, la frecuencia y el movimiento pueden conducir a una condición que los físicos denominan incoherencia, una fuga de energía que descarrila los cálculos.

Puede interesarle: ¿Cómo evitar que la incorporación de la omnicanalidad sea una pesadilla?

Las condiciones de computación cuántica son extremas, requieren de una refrigeración de 0.015 grados Kelvin; además, deben estar protegidas de los campos magnéticos y deben estar colocadas en un alto vacío, en la que debe tener una presión unos 10 mil millones de veces inferior a la presión atmosférica; y debe estar colocada en un piso de baja vibración.

Aplicaciones de la computación cuántica

En la búsqueda de aplicaciones para la computación cuántica, Brisse dijo que los CIO deben identificar los problemas que involucran grandes conjuntos de datos que no pueden ser resueltos por las computadoras clásicas, como el problema de optimización del vendedor ambulante. Una vez que se ha definido un problema que requiera de una computadora cuántica, los CIO pueden comenzar a buscar proveedores con los que trabajar.

Proveedores y plataformas de computación cuántica

IBM e Intel han desarrollado computadoras cuánticas con 50 y 49 qubits, y Google está trabajando en una capaz de una escala similar. Brisse dice que IBM, 1Quibit, D-Wave, Microsoft y Rigetti Computing están entre los que han desarrollado interfaces de programación para máquinas cuánticas. Los CIO deben familiarizarse con los proveedores y sus ofertas, y descargar un marco de computación cuántica, que incluye un kit de desarrollo de software y APIs.

“El consejo clave es: no entrar en pánico. Aún hay tiempo, pero no por eso hay que retrasarse como se hizo con el aprendizaje automático y la inteligencia artificial”, concluyó Brisse.

 

Este artículo está clasificado como: , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR