Cuenta con 250 computadoras especializadas o “minas” operando y tiene una capacidad de 1,000 unidades.

Data Center CR inauguró el primer Centro de Minería Digital en el país, el mismo se ubica en la Planta Hidroeléctrica Poás I (San Pedro de Poás). Dicho centro ya cuenta con 250 computadoras especializadas o “minas” operando y tiene una capacidad para 1,000 unidades.

La empresa utiliza máquinas propias y ofrece la posibilidad de alquilar espacios para máquinas de terceros con energía limpia, fibra óptica de alta velocidad, seguridad 24/7, monitoreo de temperatura y humedad. En septiembre del 2020 el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) anunció que no compraría más energía de las hidroeléctricas Poás I y II, plantas privadas de generación eléctrica limpia y barata, lo cual forzó a la compañía a reinventarse.

Le puede interesar: El viaje a la innovación tecnológica de la mano del código abierto

“Nos enorgullece inaugurar el primer Centro de Minería Digital en Costa Rica, porque estamos utilizando energía limpia y renovable, es decir directo de la naturaleza, con el fin de producir monedas digitales, una forma de encontrar una solución a la energía que teníamos la cual no tenía otra disposición. El país a raíz de la pandemia ha disminuido su consumo energético y disponemos de energía que no podíamos vender o exportar, entonces encontramos una solución creativa, innovadora y diferente para lograr llegar al mundo con un producto costarricense, verde y limpio” explicó Eduardo Kopper, presidente de la empresa.

Por otro lado, la empresa cree que puede competir en los mercados mundiales de minería ya que cuenta con las condiciones básicas de un buen lugar para “minar” o conseguir criptomonedas como el Bitcoin. Con esto los usuarios conseguirán bajo costo de la electricidad limpia, alta velocidad de internet y un clima ideal y estable durante todo el año.

Además: Transformación del rol del Auditor Interno en la 4ta Revolución Industrial

El minar criptomonedas, significa aportar potencia de procesamiento del ordenador, ayudando a realizar cálculos y verificar las transacciones de monedas digitales, y a cambio recibir en forma de pago criptomonedas, que podrán ser canjeadas por divisas reales como euros o dólares o poder comprar bienes o contratar servicios, así como vender dichas criptomonedas.

Lea también: Inteligencia Artificial aplicada a programas de lealtad