Bancos como Scotiabank registraron un crecimiento en transacciones de un 40% en sus canales digitales durante los últimos ocho meses, lo que demuestra el “boom” de los servicios a distancia.

Convenientes, seguras y de fácil acceso, por estas características las aplicaciones bancarias son cada vez más populares. La posibilidad de realizar múltiples operaciones financieras, de forma inmediata, utilizando únicamente un teléfono celular con una conexión segura a internet, impulsó este canal digital, principalmente durante la emergencia sanitaria por el covid-19.

Datos del Mobile Finance Report 2020, estudio elaborado por la empresa globalAdjust, evidencian la repercusión mundial de la pandemia y su efecto directo en la demanda de servicios financieros digitales. De acuerdo con este reporte, a nivel global, los usuarios dedicaron en promedio 8,35 minutos por sesión en las aplicaciones bancarias, la cifra representa un aumento del 8,9% con respecto al promedio del año pasado. 

Además: Soluciones tecnológicas se vuelcan a favor de la vacuna contra el covid-19

“En los últimos ocho meses, en Scotiabank registramos una disminución de casi un 50% de visitación de clientes en sucursales y un significativo incremento, de casi un 40%, en el uso de nuestros canales digitales como Scotia en Línea y la App Scotia Banca Móvil. Esto evidencia un cambio en el comportamiento del consumidor, quien hoy valora más los beneficios de la banca digital”, señaló Andrey Guzmán, director de Transformación Digital de Scotiabank en Costa Rica.

La innovación en banca móvil es, en la actualidad, una prioridad para el sistema bancario nacional. Según especialistas del sector, en el mediano plazo, este canal se convertirá en un medio prioritario para el servicio al cliente.

Precisamente, esta inclinación por el uso de canales digitales genera un mayor dinamismo en transacciones en línea. El especialista de Scotiabank destaca, a continuación, los cinco trámites más habituales entre los usuarios de las aplicaciones bancarias móviles:

Importante: ¿Desinformación por vacuna contra el covid-19? Google News lanza iniciativa para combatirlo

  • Transferencias bancarias. El uso de canales digitales para transacciones en tiempo real ya sea entre cuentas del mismo banco, a cuentas propias, a otros bancos nacionales o internacionales o a través de Sinpemóvil, es la operación más popular entre los usuarios de las apps bancarias. Según datos del Banco Central de Costa Rica, se registró una cifra récord de 4,5 millones de transferencias por SINPE Móvil en un año, de julio de 2019 a julio 2020.
  • Generalmente, los usuarios ingresan a la banca móvil para conocer el saldo de sus cuentas. Los usuarios pueden verificar en tiempo real sus ingresos y egresos, así como el historial de movimientos. Tener este acceso inmediato a la información financiera ofrece mayor seguridad y tranquilidad al cliente.
  • Pagos de tarjetas de crédito. Es una alternativa cómoda y segura, el cliente puede ingresar desde la aplicación del banco y ejecutar el pago de una o varias tarjetas de crédito sin ningún costo adicional. También, pueden consultar el saldo, fechas de corte y pago, pagos mínimos, entre otros.

Lea: Tus contraseñas: el secreto peor guardado

  • Pagos de préstamos de vehículos, de vivienda, personales y leasing. Una de las ventajas de la banca digital es tener la posibilidad de acceder con un solo usuario y contraseña a casi todos los productos que la persona posee con el banco. En una app bancaria, el cliente podrá revisar el saldo de sus créditos, realizar el pago de sus cuotas, consultas las fechas de pago, verificar el pago de intereses y seguros, entre otros.
  • Pagos de servicios públicos. A través de las aplicaciones los clientes tienen la oportunidad de realizar transacciones para el pago de servicios públicos y privados, tales como: agua, luz, teléfono, recargas telefónicas, impuestos, colegiaturas, entre muchos otros.

“Desde hace varios años, en Scotiabank venimos realizando una fuerte inversión en tecnología para desarrollar y fortalecer nuevos procesos, productos y servicios digitales. Actualmente, el cliente bancario es más autónomo por eso, nos enfocamos en ofrecerle lo que necesita para cumplir sus objetivos financieros como, cuanto y donde quiera”, finalizó el entrevistado.