Consumo eléctrico de los Centro de Datos ponen el riesgo al medioambiente

Editorial IT NOW

La operación de estos Centros suelen contribuir a la emisión de gases contaminantes

Sergio Salazar Pacheco

Si una empresa desea proporcionar el mejor servicio posible, debe estar disponible las 24 horas del día, los siete días de la semana. Esto traducido al consumo eléctrico, significa un alto gasto en energía, estimándose que un Centro de Datos grande puede consumir hasta 40 mil millones de kW/h anuales de energía, aproximadamente el consumo que genera una ciudad de 30,000 habitantes. Esta tipo de consumos han tomado importancia con el paso de los años e inclusive han impulsado la implementación de tecnologías más amigables con el medioambiente.

“Con el rápido desarrollo tecnológico, la energía que un centro de datos debe consumir diariamente para su operación puede sobrepasar los índices de gases contaminantes como el CO2, lo que contribuye al calentamiento global […] Es importante entonces, implementar tecnologías que además de hacer los procesos de los centros de datos lo más eficientes posibles; contribuyan a la disminución de dichos contaminantes. Schneider ha desarrollado la plataforma de EcoStruxure, capaz de reportar el estado operacional y energético de los equipos de infraestructura, recolectando los datos que estos generan en tiempo real, alertando al operador de cualquier ineficiencia, fuga o falla para poder ser atendida o reparada de manera inmediata, brindando importantes beneficios en tiempo, ahorro de energía y en consecuencia, en la reducción de la huella de carbono”, afirmó Rafael Vásquez, Director General de ERA Telecomunicaciones.

Puede interesarle: Estrategias para migrar hacia un centro de datos sostenible y eficiente

Por ésta razón, es indispensable estar consciente y tener un control sobre el gasto de energía que un Centro de Datos produce diariamente, colaborando con la preservación del planeta, ya que permite saber de manera inmediata dónde se encuentran las ineficiencias que a largo plazo se convierten en gases contaminantes. A su vez, permite al administrador plantearse estrategias de ahorro al conocer el funcionamiento habitual, dónde se puede ahorrar y cómo se puede mejorar.

“Implementar una solución que brinde datos sobre el estado de la infraestructura permite tomar mejores decisiones de ahorro. Por ejemplo, la plataforma de Ecostruxure cuenta con un software de administración que ayuda a concentrar toda la información que genera la infraestructura instalada. A través del uso de dicho software, el administrador podría saber desde el inicio de su operación qué capacidad de energía posee y que tan bien gestiona, sin importar el tamaño de su centro de datos”, detalló Carlos Guzmán, Channel Account Manager Center & South de Schneider.

Tener claro que sistemas de energía requieren de un Centro de Datos, permite no solo un uso más adecuado de la tecnología, sino que también previene la implementación excesiva de energía y el despilfarro de energía.

Lea también: Pasos para impulsar sostenibilidad con la tecnología

“Nuestra plataforma EcoStruxure ha sido pensada para incrementar los ahorros operativos y de energía, asegurando la continuidad de operaciones, permitiendo al administrador anticiparse ante cualquier falla y ofreciendo materiales en su implementación más eficientes y menos contaminantes”, explicó Guzmán.  

Con cada edificio inteligente o Centro de Datos que disminuya el gasto eléctrico, se está más cerca de un transformación digital que prometa un futuro verde y equilibrado.

“La gestión eficiente de energía para un centro de datos es una inversión inteligente, no sólo por el ahorro en gastos que esto implica para cualquier administrador, también por la contribución de manera indirecta al planeta. La tecnología debería ser sinónimo de un futuro más verde”, concluyó Vásquez.

Este artículo está clasificado como: ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR