¿Cuáles componentes buscar en su próximo Smartphone?

¿Cuáles componentes buscar en su próximo Smartphone?

(ITNOW)-. Hace algunos años, para muchas personas el computador portátil o de escritorio era el dispositivo diario más importante. Sin embargo, hoy por hoy seguramente para muchos el más importante sea el teléfono inteligente, que en términos generales se ha convertido en sinónimo de conectividad.

Más allá del exterior de los smartphones, los componentes en su interior y sus características son los grandes aliados para los usuarios. A continuación, las detallaremos:

  1. CPU: La CPU o el procesador se encarga de procesar datos generales en el día a día. Si queremos abrir una aplicación, la CPU es la que solicita la información desde el almacenamiento y la transfiere a la memoria RAM. Algo curioso es que la CPU no tiene un solo rol especializado, sino que su funcionamiento está presente en prácticamente todas las tareas del teléfono.

En los smartphones modernos, la mayoría de los procesadores tienden a tener 8 núcleos. De estos 8, algunos están reservados para tareas intensivas y demandantes, mientras que otros son utilizados en tareas ligeras o para elementos secundarios. En el caso de algunos chipsets de gama alta/premium como los Dimensity 9000 y 1200 de MediaTek, un núcleo tiene una configuración especial que exprime rendimiento extra y que se conoce como el Ultra Core.

  1. GPU:La GPU se conoce como la tarjeta gráfica en los computadores de escritorio, mientras que en los teléfonos hablamos generalmente del chip gráfico. Al igual que la CPU, este chip gráfico hace parte del SoC y su función es una de las que más afecta a los usuarios. Si bien en ocasiones relacionamos procesamiento gráfico con videojuegos, lo cierto es que su papel es mucho más general de lo que pensamos.

Ver más: Ciberseguridad: tendencias, infecciones más sonados y lecciones tras pandemia

El chip gráfico es el que se encarga de manejar todo tipo de gráficos que el teléfono debe procesar. Esto incluye no solamente juegos, sino también videos y animaciones que el sistema operativo realiza. Cuando movemos algo en la pantalla y la animación se ve fluida, esto es gracias al chip gráfico del teléfono. Hoy en día muchos teléfonos tienen tasas de refrescos de 90 Hz o más, y esta fluidez en casi todos los casos está atada la GPU que incluye el teléfono.

Si bien incluso un chip gráfico sencillo puede tener animaciones fluidas, el terreno es más competitivo cuando hablamos de los videojuegos. MediaTek, por ejemplo, suele incluir chips gráficos Mali en sus SoC, que suelen tener un rendimiento muy alto. Aunque el chip gráfico es el elemento más importante para los videojuegos, otros como la CPU, la memoria RAM y el almacenamiento también juegan un rol importante en la experiencia.

  1. APU: Cuando hablamos de teléfonos MediaTek, un componente relativamente reciente es la APU, que significa AI Processing Unit (Unidad de Procesamiento de Inteligencia Artificial). Este es un elemento que no tiene paralelo en los computadores, o que por lo general no es integrado como un componente separado, como lo vemos en los teléfonos.

Esta unidad está desarrollada para aplicar el poder de la Inteligencia Artificial a tareas diarias. Cuando tomamos una foto, por ejemplo, el teléfono por lo general captura la imagen y realiza un procesamiento rápido para mejorar detalles y colores. Hasta hace algunos años esta era una función realizada por la CPU, pero la búsqueda por el mejor rendimiento ha llevado a crear un componente especializado.

Además de la toma de fotografías, estos núcleos también ayudan a tareas como el procesamiento de videos, análisis en tiempo real de fotos, subtítulos automáticos y dictados por voz. Incluso fabricantes como Google, con su Tensor Processing Unit, han empezado a crear componentes especiales para estas tareas.

  1. Memoria RAM: En el lenguaje coloquial, en ocasiones solemos referirnos a la ‘memoria’ para hablar de la memoria RAM y del almacenamiento. Si bien es cierto que ambos los medimos en GB o Gigabytes, cada uno tiene papeles diferentes que vale la pena repasar.  La memoria RAM es el componente del teléfono que se encarga de tener abiertas las aplicaciones en el teléfono. Dado que la memoria RAM es decenas de veces más rápida que el almacenamiento, nuestras aplicaciones abiertas siempre son cargadas en la memoria RAM para tener más fluidez y mejor respuesta.

No se pierda: 61% de pequeñas empresas recibieron ciberataques durante pandemia

En este apartado es cierta la frase que dice “más es mejor”, ya que más memoria RAM significa poder tener más aplicaciones abiertas al mismo tiempo. Por lo general, los teléfonos modernos traen 4 GB, aunque 6 GB se ha popularizado bastante en los últimos 2 años y, a medida que pase el tiempo, seguramente cada vez veremos más equipos con 8 GB.

  1. Almacenamiento: El almacenamiento es el componente del teléfono en donde guardamos todos los datos que descargamos o que ya vienen en nuestros teléfonos. Acá hablamos desde el sistema operativo Android hasta conversaciones, videos o fotos que recibimos en WhatsApp, ya que todo pasa por el almacenamiento del teléfono. Justamente por esto es vital tener un almacenamiento rápido que pueda cargar y descargar aplicaciones y archivos rápidamente. Cuando iniciamos nuestro teléfono, abrimos una aplicación, descargamos un juego o instalamos aplicaciones, todas estas son tareas en las que el almacenamiento es el componente vital.
  2. Conexiones: Si bien las conexiones de los teléfonos son una materia relativamente sencilla, la migración de la industria hacia las nuevas redes 5G ha traído una variable más para los usuarios. De la misma forma, la entrada del nuevo estándar Wi-Fi 6 también añade un elemento a tener en cuenta.  En principio, aunque países como Estados Unidos y China están desplegando sus redes 5G, en América Latina el despliegue está más rezagado. Por eso cabe aclarar que todos los equipos 5G también funcionarán con las redes 4G en Centroamérica sin problemas, y también están un poco más preparados para el futuro de las conexiones. En el caso de MediaTek, todos los chipsets Dimensity son compatibles con 4G y 5G. De la misma forma, un teléfono con conexión Wi-Fi 6 es compatible con las bandas 5 y 2.4 GHz. Muchas de estas nuevas conexiones están pensadas para mejorar su velocidad y estabilidad, especialmente con estándares que se convertirán en el futuro de la conectividad.

Al comprar un dispositivo móvil es importante conocer sus características y componentes y cómo se adaptan al uso que realmente le daremos al teléfono, ya sea toma de vídeos y fotografías, juegos, o un nivel de uso más liviano.

Lo último: Cloud se reinventa y se convierte en tecnología clave