¿Cuáles son los tres tipos de estafas digitales más comunes de este 2022?

¿Cuáles son los tres tipos de estafas digitales más comunes de este 2022?

(ITNOW)-. Pese a los llamados que han las autoridades, así como las innovaciones en tecnología que han resguardado los datos, los dineros frente a las múltiples estafas digitales existentes, sin embargo, los cibercriminales siguen infiltrando los sistemas o provocando perjuicios tras la poca educación de los clientes y usuarios con estafas digitales.

  • Hacerse pasar por un funcionario o el interesado en comprar un artículo, son de los timos más frecuentes.

Los expertos en el área afirmaron que las personas deben mantenerse al tanto de las últimas maniobras que ejecutan los antisociales para hacerse de lo ajeno, especialmente por estos medios, ya que, al conocer su proceder, podrán identificar cuándo pueden encontrarse en un escenario de este tipo y prevenirlo.

“Las personas deben desarrollar más ‘malicia’, por así decirlo, y saber que el banco o cualquier entidad jamás les contactará para pedir claves o información sensible. También es importante que las personas actúen con mucha cautela y responsabilidad y no digiten su información sensible en sitios no oficiales”, manifestó Laura Moreno, vicepresidenta de Relaciones Corporativas de BAC Credomatic.

Ver más: Candidatos presidenciales en Costa Rica descartan legalizar el bitcoin

Adicionalmente, la ejecutiva explicó cuáles son las tres estafas digitales que más se están utilizando desde que comenzó este año:

Colaborador del Departamento de Prevención de Fraude. En este caso, el defraudador contacta al cliente haciéndose pasar por un funcionario bancario del área de Prevención de Fraude, y le indica que se alertó de una transacción sospechosa, que hay un monto comprometido y le brinda el nombre del titular de la cuenta.

“El objetivo aquí es solicitarle al individuo que ingrese a un enlace donde debe colocar sus datos bancarios (usuario, contraseña, Código BAC/token), para ‘poder detener las transacciones indebidas y asegurar su dinero’. Es usual en este timo enviar primero un correo con la ‘alerta de transacción sospechosa’ y posteriormente llamar a la víctima para consolidar el proceso de fraude”, detalló Moreno.

Llamada tripartita.  Este método involucra a tres personas, a saber, el cliente, “el comprador” y “el funcionario bancario”. El supuesto comprador contacta al cliente con el fin de adquirir el artículo que tiene a la venta en alguna página de e-commerce.

“Lo que sucede aquí es que la emoción que tiene la persona vendedora (cliente) ante un posible comprador puede privarlo de indagar más, y al ver que es una compra casi que segura, cae en la estafa. Por eso, es recomendable verificar el perfil o contacto de quién nos busca, especialmente cuando es una alguien que no se toma el tiempo de ir a ver el producto, no regatea y casi que quiere cerrar el trato de inmediato”, recomendó Moreno.

Posteriormente, el delincuente envía un comprobante falso del depósito y coordina con un tercero para recoger la compra. Muchas veces, para cuando el defraudado se da cuenta de que el dinero no está depositado, contacta al supuesto comprador y este último lo enlaza con un “funcionario bancario”, que a su vez le indica que el error se debe a un fallo al momento de la transacción.

Es ahí cuando le mencionan que van a efectuar el pago nuevamente y le solicitan los datos bancarios (usuario, contraseña, código BAC/token).

No se pierda: 5G: El superhéroe de las velocidades en la región

Oferta de empleo. En este escenario, se llama a la persona (cliente) para decirle que fue seleccionado para un puesto de trabajo, pero que para continuar con el proceso de reclutamiento debe visitar un sitio web en el cual debe ingresar el banco al que pertenece y digitar sus datos (usuario, contraseña, código BAC/token), con el fin de verificar la cuenta a la que supuestamente se le va a “depositar” de ahora en adelante.

Adicionalmente, también existen otros timos o estafas digitales similares de personas que se hacen pasar por funcionarios del Ministerio de Hacienda, municipalidades y otras entidades públicas.

Para evitar caer en este tipo de situaciones, BAC Credomatic sugirió considerar estas recomendaciones:

  • Nunca comparta información confidencial con un tercero o ingrese dicha información en páginas no oficiales o que no sean del Banco.
  • Sospeche de cualquier llamada telefónica que le pida ingresar a sitios web donde deberá digitar datos sensibles como usuario, contraseña o que le pida dar códigos por teléfono que llegan a su correo.
  • Establezca contraseñas de más de 10 caracteres, combinando letras mayúsculas, minúsculas, números y signos.
  • Active el doble factor de autenticación en todas las cuentas posibles (banco, correo, redes sociales, aplicaciones).
  • Cambie las contraseñas periódicamente; lo recomendable es cada 3 meses.
  • No repita una contraseña en más de una aplicación, servicio o sitio web.
  • Configure de manera segura los parámetros de seguridad y privacidad de sus dispositivos, aplicaciones o redes sociales.
  • Utilice un buen antivirus o antimalware.
  • Evite realizar transacciones bancarias si está conectado a internet en redes públicas.
  • Evite utilizar programas “pirateados”, ya que generalmente vienen con malware que espía su dispositivo y roba información.
  • No navegue por páginas inseguras o de dudosa procedencia con dispositivos del trabajo o que utiliza para realizar transacciones bancarias.
  • Nunca almacene las contraseñas en los navegadores web.

No se pierda: Secure Remote Worker Forum: protegiendo el entorno de trabajo híbrido desde la nube