Cuatro razones por la que las empresas no migran a la nube

 

Fabián Calderón Cabezas

 

 

Gran cantidad de empresas se interesan en cambiar sus recursos a la nube, para ello es necesario realizar una evaluación de las necesidades propias, las ventajas que se pueden obtener a partir del nuevo servicio y los posibles problemas que puedan surgir en el proceso.

 

Aquellas que buscan acelerar la innovación, mejorar la eficiencia y la capacidad de respuesta de TI aprovechando la nube híbrida, necesitan una estrategia que los ayude a gestionar y mantener el control de sus datos en los diferentes servicios con confianza. Al hacerlo, estos son algunos problemas que encuentran:

 

1- Problemas en la red: El ancho de banda y la confiabilidad de la red a menudo son las razones más utilizadas para no adoptar los servicios de computación en nube pública.

 

Puede interesarle en el tema de la nube: 5 elementos que roban agilidad a la nube

 

Los problemas de conectividad que normalmente se les presentan a las empresas cuando desean adoptar el sistema de la nube, es uno de los mayores desafíos para las empresas que proveen este servicio como comentó Pavel Orozco gerente Ingeniero de Ventas para América Latina de Websense.

 

El gerente explicó que el mayor desafío que ha observado en Latinoamérica es el ancho de banda que soporte las cargas que exigen el Software as a Service (SaaS).

 

¿Quiere obtener más información? Plataformas abiertas de data service agilizan el mercado de nube híbrida

 

2- Problemas en la seguridad: Para la mayoría de las organizaciones (públicas y privadas), se presenta un desafío frente a la sensación de pérdida de control de la seguridad y privacidad de su información.

 

“Existe la idea de que en la nube no te pueden garantizar eso, cuándo en realidad deben leer juiciosamente los contratos de servicio para conocer a qué están renunciando” comentó Andrés Casas, Director de Riesgo Empresarial de Deloitte.

 

“La gestión de la seguridad de la información es crucial, dadas las condiciones imperantes, la falta de un perímetro de seguridad tradicional, la movilidad y la gran distribución de la información en diversos medios, incluyendo la nube pública y privada.” agregó Orozco.

 

Según Carlos Viera Territory Manager de Centroamérica y el Caribe para NetApp, las empresas en la actualidad necesitan que las soluciones de seguridad de almacenamiento de datos eviten la modificación o la divulgación no autorizadas de los datos almacenados en las nubes híbridas o en los centros de datos y que respalden sus iniciativas clave de cumplimiento y seguridad de datos.

 

Él propone varios desafíos como requisitos de la privacidad de datos, cumplimiento de normativas, almacenamiento y datos en la nube en entornos híbridos y consolidación de almacenamiento seguro.

 

Esta nota puede ser de su interés: Certificaciones llegaron a la nube

 

3- Problemas para aumentar el conocimiento de la nube en los departamentos de TI: La nube, entre otras características, resta trabajo pesado y repetitivo al departamento de TI, por lo tanto, esta también es una oportunidad para reconvertir la capacidad de esos recursos humanos para agregar valor a su empresa.

 

Un aspecto de las aplicaciones cloud es que están muy enfocadas en la solución de negocios, por lo que será fundamental la participación de las áreas que son atravesadas por los procesos.

 

“Las empresas que poseen un fuerte departamento de administración de tecnología y continúan su labor de forma normal; sin embargo, empresas de menor envergadura viven la frustración de no contar con el personal que cierre la brecha de poseer servicios locales a plataformas en la nube” explicó Casas.

 

También puede encontrar información en: ¿Cómo optimizo la nube de mi empresa?

 

4- La privacidad de los datos: La privacidad de los datos es un tema que tiene varios años sobre la mesa y con la llegada de la nube desató más conversación.

 

Las regulaciones deben definir claramente las responsabilidades del data controller (se encarga de los datos personales, los recolecta y los procesa) y el data processor (es quién recibe la información procesada).

 

En algunos casos, el data processor indica no tener responsabilidad alguna sobre los datos e incluso si usted no toma el debido cuidado de revisar los contratos, podría estar ingresando su información a la plataforma de un proveedor que no le brinda niveles de seguridad y protección.

Leave a comment

Send a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *