De cajas bobas a equipos ultra inteligentes

Adrian Gonzalez

Gracias a los SoCs, la televisión vive una segunda juventud. La IoT y lo que ya está maduro: la UDHTV.

Hasta hace unos años a los viejos televisores de tubos catódicos se le decía “cajas bobas”, pero la revolución de internet les devolvió, medio siglo más tarde, ese lugar central que alguna vez tuvieron en los hogares. Gracias a los smart TV o televisores inteligentes, la que un día era la caja boba es ahora el núcleo que puede conectar, los siete días de la semana y durante las 24 horas, dispositivos y aplicaciones para mirar, escuchar, jugar, leer.

Porque con los Smart TV la televisión es mucho más que un solo equipo, son el resultado de la convergencia tecnológica de computadoras, televisores y decodificadores, todo hermanado y entrelazado con Internet y la posibilidad de interconectar y comunicar.

Eso, para comenzar además de poder recibir transmisión por cable y vía satélite o por aire (OTA) de forma pasiva, los televisores inteligentes están equipados con hardware y tipos de conexión adicionales, y también con un sistema operativo de TV. Estas adaptaciones permiten a los usuarios acceder y controlar funciones para transmitir contenido desde servicios de video por Internet y dispositivos conectados.

Por lo general, los televisores inteligentes admiten tarjetas de memoria flash, Ethernet, Wifi, USB, Bluetooth y USB, así como cable coaxial, HDMI y otras conexiones de audio y video. Junto con el sistema operativo y las aplicaciones, los conectores permiten servicios de video on demand y acceso a imágenes, música y video en dispositivos de almacenamiento conectados. Las aplicaciones de Smart TV, cada vez más numerosas, posibilitan la conexión a sitios web y redes sociales.

En los Smart Tv el sistema operativo está precargado o disponible a través del decodificador (set top box). Las aplicaciones de software pueden venir precargadas en el televisor y ser actualizadas por el usuario, y también es factible instalarlas a pedido y según los deseos de cada cliente a través de los shops online de apps de manera similar a la manera en que las aplicaciones se integran en los teléfonos inteligentes modernos. De hecho, y conectando Smart TV con smartphone a través de Wi-Fi es factible ver en la pantalla grande lo que se estaba viendo (y escuchando) en el pantalla pequeña del teléfono inteligente.

Para todo esto y para todos los extras que los Smart TV ofrecen, es necesario microprocesadores o chipsets especiales. El sistema SoC (System On a Chip, por sus siglas en inglés) resulta ideal , por su ahorro de espacio, su maximización de energía, sus menores tiempos de latencia, entre otras virtudes. En términos generales, un SoC es un circuito que integra todos los componentes de un sistema electrónico (o de una computadora). Esto incluye unidad central de procesamiento (o CPU), memoria, puertos de entrada / salida y almacenamiento secundario, todo en un solo sustrato.

Esta última característica permite que los SoC consuman mucha menos energía y ocupen mucho menos espacio que los diseños de múltiples chips con funcionalidad equivalente. Esa es una de las ventajas que los convierten en los preferidos para computación móvil (tablets, smartphones, relojes inteligentes y laptops), así como en dispositivos integrados para la Internet de las Cosas (IoT, Internet of Things, en inglés).

Estos chipsets son el corazón del Smart TV, tanto así que por ejemplo MediaTek colaboró con la empresa Google en el desarrollo de la primera plataforma Ultra HD TV para Android TV, lo que dio como resultado el desarrollo del SoC  SmartTv MT5595. El producto se envió por primera vez en modelos de televisores LCD fabricados por Sony en el año 2015.

Fue entonces cuando el primer Sony Android TV incorporó el algoritmo exclusivo de calidad de imagen de Sony y permitió que el software Android 5.0 Lollipop funcionara sin problemas. Ese televisor le dio a los usuarios la posibilidad de experimentar películas y programas directamente desde Google Play, además de transmitir aplicaciones y jugar games de Android, todos habilitados por la búsqueda de contenido por voz.

Lo que llega ahora, y se irá incorporando al mercado en los meses y años venideros, es la tecnología Ultra High Definition (UHD), también conocida como televisión Ultra HD, Ultra HD, UHDTV, UHD y Super Hi-Vision, que incluye hoy día a 4K UHD y 8K UHD, dos formatos de video digital con una relación de aspecto de 16:9. Estos fueron propuestos por primera vez por los Laboratorios de Investigación de Ciencia y Tecnología de NHK y luego definidos y aprobados por la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT).

¿Qué es lo que hace tan especial a la UH DTV? En gran medida, su cerebro, el SoC multi-core. El chipset MT5598 para televisores 4K con capacidad HDR de MediaTek (por ejemplo) es una plataforma de SmartTV UltraHD que le brinda a los fabricantes de televisores 4K la flexibilidad de acoplarlo con una variedad de paneles LCD, combinaciones de retroiluminación, tecnologías con licencia o gratuitas y estándares de contenido localizados. Estos estándares cubren UltraHD Blu- ray, así como servicios de transmisión de Netflix, YouTube, Amazon, VuDu, VQQ, Voole, iQIY y YouKu.

El MT5598 trae mejoras de MediaTek AI que permiten el control de voz, además de conocimiento de audiencia, medio ambiente y contenido para SmartTV. Todas juntas, estas características pueden mejorar la experiencia del usuario al proporcionar una reacción personalizada en tiempo real en cuanto a calidad de imagen y selección de canales, en función de quién, cómo y qué se está viendo.

Este artículo está clasificado como: , , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR