¿Derechos legales para los robots? El futuro de la inteligencia artificial

¿Derechos legales para los robots? El futuro de la inteligencia artificial

La incorporación de la robótica y de la inteligencia artificial en el mundo jurídico es un hecho que pronto se va a tener que aceptar.

La inteligencia artificial (IA), es el presente y el futuro, vivimos en una realidad mundial que le pone a Costa Rica un gran reto, en el ámbito legal, de iniciar a crear jurisdicción alrededor de este tema, ya que la incorporación de la robótica y de la IA en el mundo jurídico es un hecho. La IA es una rama de la informática, en la cual se puede lograr que las cosas y máquinas piensen y puedan desarrollar actividades rutinarias como las del ser humano, pero sin intervención directa del hombre.

Según lo explicado por el experto Javier Nisa Ávila, la IA es clasificada en cuatro niveles, que van desde el más básico, como la domótica de los hogares, el segundo nivel es el de la IA controlada, el tercero sería a una IA más autónoma y en el cuarto nivel estaría la IA que incluye los robots que trabajan por sí mismos, sin necesidad de intervención del ser humano.

Una rama de la IA es la robótica, esta nos brinda una variedad de robots que desde hace un tiempo son parte de las actividades empresariales. Un ejemplo de esto son los softbots, quienes simulan conversaciones con personas y tienen la capacidad de procesar información y acciones específicas al de una persona presente.

Le puede interesar: La nueva era de transformación tecnológica en el sector corporativo

Asimismo, están los skybots, los cuales son un robot móvil que se desplaza por medio de dos ruedas motrices y cuentan con sensores para responder ante estímulos. También están los ciborg, los cuales permiten que el ser humano disponga de prótesis inteligentes que se conectan al cuerpo para sustituir alguna extremidad.

El auge de la IA y los robots ha generado que se cree una rama jurídica denominada el derecho de los robots o el derecho de la persona artificial, la cual ha tomado mayor potencia en Europa, así lo explicó el experto de la Universidad Fidélitas, Ángelo Vargas Hernandez. El mismo, explica que el Derecho en Costa Rica también debe considerarse y alinearse a los requerimientos legales de esta tecnología disruptiva.

En la actualidad existe un vacío legal en dicho aspecto, no hay una norma que le brinde derechos y obligaciones al sujeto artificial. Sin embargo, si existe una personalidad jurídica, pero no tiene capacidad de actuar por lo que es una capacidad disminuida.

Además: ¿En qué consiste DiDi Economy?

Con la mirada hacia el futuro, es sumamente importante iniciar de manera anticipada a regular esta materia desde ya para estar preparados al momento que estas tecnologías lleguen a nuestro país, es decir que lleguen las tecnología y no haya un marco jurídico que las regule. “Una regulación eficaz también creará confianza en la seguridad de los dispositivos y aplicaciones, así como garantizará el respeto a la protección de datos, aspecto esencial para todas las partes involucradas”, menciona el experto.

Es importante destacar que ya varios países como Corea del Sur les han dado personalidades a sus robots y tienen algunos derechos y obligaciones. En el caso de Costa Rica, la legislación sobre IA tomará tiempo, ya que se debe definir, evaluar y validar los principios, debe entrar a la discusión social, al convencimiento consciente, que de no hacerlo podríamos ver serias repercusiones económicas.

Lea: Bajo el concepto de súper app OMNi busca ecosistema integral de servicios

“Estamos muy cerca de vivir el hito de la singularidad tecnológica entre el 2025 y el 2045, o sea, la convergencia de la inteligencia artificial con la humana y eso significa que el sujeto artificial tendrá hasta 20 mil veces más capacidad y conocimiento que el cerebro humano y, por tanto, podrá razonar y ser independiente al dominio humano, lo cual lo convierte en un individuo a nivel de derecho”, explica  Vargas.

Agrega que dentro de esta discusión también entra en quién recae la responsabilidad jurídica de esta persona artificial, ya que esta tiende a no individualizarse. Esta es una generación privilegiada que llegará a ver dos revoluciones industriales en un mismo siglo, esta fusión de conocimientos, ciencia física, lo digital y lo biológico revolucionará al mundo.

También: Herramientas automáticas para detectar vulnerabilidades carecen de exactitud