Deshacerse de los servidores, ¿el futuro de la nube?

Jose Duran

Si bien la nube le brinda a las empresas más agilidad, Nick Rockwell, CTO del New York Times, dijo que la informática dirigida por eventos reduce los costos y permite un desarrollo de aplicaciones más eficiente. ¡Bienvenido a la era sin servidores!

CIO

La nube ha sido una gran ayuda para muchas compañías, permitiéndole a los CIO cerrar servidores e incluso cerrar centros de datos. Ahora, estos profesionales alquilan poder de procesamiento, almacenamiento y otras herramientas de una mezcla de proveedores en un mercado que está en rápido crecimiento.

Pero un pequeño contingente de líderes de TI busca una forma más eficiente de rentar potencia computacional. En lugar de asumir las obligaciones a menudo onerosas de diseñar y administrar la arquitectura de la nube, están decidiendo adoptar un pensamiento “sin servidores”.

Con este tipo de computación, las instancias en la nube ya no se asignan, sino que permanecen inactivas hasta que se soliciten para alimentar las aplicaciones y otras funciones. Por el contrario, los recursos se aprovisionan solo cuando ocurre un evento específico .

No olvide ver: La pesadilla de TI nace cuando los servidores se desconectan

Un ejemplo clásico de la informática dirigida por eventos es el Internet de las cosas (IoT), con dispositivos basados en sensores que reaccionan a diferentes desencadenantes en tiempo real. Cuando un usuario accede a una aplicación móvil desde su teléfono inteligente (evento), las máquinas virtuales en la nube recuperan y sirven la información.

Nick Rockwell, CTO del New York Times, está convencido de que la computación sin servidores, algo que también es conocido como “función como servicio” (FaaS), representa la próxima etapa del viaje en la nube, permitiendo a los desarrolladores centrarse en escribir código en lugar de preocuparse por los servidores en los que dichos programas se ejecutarán .

“La computación sin servidores hace que los productos sean fiables y escalables. A largo plazo y económicamente hablando, va a ser mucho mejor, mucho más barato y mucho más eficiente”, comentó Rockwell. 

Gestionar una nube, o dos, o tres

Es una posición prospectiva teniendo en cuenta que Rockwell aún está migrando el Times a los servicios en la nube tradicionales. Cuando el experto se unió a Conde Nast en 2015, el Times estaba conectando su infraestructura informática a la nube privada virtual de Amazon Web Services, que deja a las empresas conectar su centro de datos a una nube privada virtual dentro de AWS. Y carecía de una red completa de entrega de contenido (CDN) para almacenar información en el “borde”, más cerca de los dispositivos informáticos de los consumidores.

Hoy, Times está dividido en dos nubes: AWS, que ejecuta la mayoría de las aplicaciones corporativas y la plataforma de comercio electrónico, mientras que la plataforma en la nube de Google (GCP) impulsa las aplicaciones orientadas al consumidor , incluyendo NYTimes.com, se aplicación móvil y el crucigrama.

El diario también tiene una CDN en la nube cortesía de Fastly, que asegura que los consumidores puedan acceder a los sitios web y las aplicaciones manteniendo una copia actualizada de esos servicios, una protección contra las interrupciones del sistema.

Las migraciones a la nube han ayudado, pero su gestión sigue siendo una tarea ardua. Los equipos de infraestructura de Rockwell aún deben determinar cuántas instancias de AWS y GCP necesitan, qué tan grandes deben ser esas instancias y si requerirán entradas, salidas o memoria adicionales.

Luego ocuparán configurar cada instancia y parchear e instalar el software en los sistemas operativos. Además, deben administrar cuidadosamente las dependencias asociadas con cada aplicación, y descubrir cómo se escala cada parte de una aplicación.

“La utilización y optimización de los recursos recae en el cliente. Si alquilamos 50 instancias y una está completamente cargada y las otras 49 están inactivas, ese es nuestro problema”, señaló Rockwell, haciéndose eco de los lamentos expresados por muchos CIO a lo largo de los años.

El potencial de la computación sin servidores

De ahí el creciente interés de Rockwell en la computación sin servidores, que deja sin efecto el problema de las instancias inactivas. En cambio, cuando se produce un evento predefinido, se desencadena el código escrito específicamente para ejecutar una función y la plataforma sin servidores realiza la tarea.

Los clientes no necesitan decirle al proveedor de la nube cuántas veces se activarán estas funciones, y pagan una fracción de un centavo cada vez que se ejecuta una función. Debido al desperdicio causado por instancias inactivas en la nube, Rockwell indicó que la computación sin servidores puede potencialmente rendir de 5x a 10x en ganancias de eficiencia.” Debido a una dinámica competitiva saludable, muchos de esos ahorros volverán a los usuarios”.

Aún está por verse si deshacerse de los servidores se convertirá en la próxima gran cosa en la informática. Según Gartner, más del 90% de las implementaciones sin servidor ocurrirán fuera de los departamentos de infraestructura y grupos de operaciones de TI.

Los vendedores buscan capitalizar el interés de marcas como Times y General Electric, cuyo director de tecnología, Chris Drumgoole, también expresó su entusiasmo por el modelo sin servidores . En 2014 AWS lanzó AWS Lamba, su primera plataforma comercial sin servidores. Las ofertas comparables de Microsoft y Google deberían reforzar la competencia, creando más opciones para los clientes.

Lea también3 estrategias que usted no conoce para manejar servidores en coma

Rockwell actualmente está ejecutando el crucigrama del Times y otras aplicaciones sin el uso de servidores en el App Engine de Google, aunque a futuro planea ejecutar más apps de esta manera. El profesional no se compromete con ninguna plataforma sin servidores, pero favorece la destreza de ingeniería de Google, combinada con sus capacidades de administración de contenedores y productos de plataforma como servicio (PaaS).

La mayoría de las plataformas en la nube hacen que el software sea independiente, lo que permite a los desarrolladores tomar decisiones sobre cómo diseñar y resolver los problemas correctamente. Pero el enfoque de Google es “tendencioso”, esencialmente escogiendo las opciones de diseño de arquitectura, como los lenguajes de programación, y manteniéndolos.

Además, está tratando de construir un ecosistema de productos pensados para trabajar juntos, agregó Rockwell. Si bien, por lo general, tener una mayor elección ha sido la preferencia de los desarrolladores, pocas opciones en realidad ayudan a minimizar el costo asociado con la planificación, el diseño y la construcción de una arquitectura desde cero.

“Google tiene el mejor panorama en cuanto al uso de la computación sin servidores en este momento. Hemos estado un poco a la vanguardia con ellos, pero hasta ahora ha funcionado bien”, concluyó Rockwell.

Este artículo está clasificado como: , , , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR