E-commerce: apuntar al horizonte o estancarse

Javier Paniagua

The Pagadito Group desgrana las recomendaciones para perderle miedo al E-commerce y unirse a las nuevas tendencias del negocio.

Establecer un plan de crecimiento sin tener en cuenta las posibilidades del comercio electrónico es simplemente ignorar el elefante en el salón.

Pensar en comercializar un bien o servicio sin pensar en el Internet como una amplia carretera de ventas, es no tener claro el tiempo en el que vivimos.

Es erróneo pensar en un sitio web solo como una herramienta informativa, eso muestra apenas una faceta de lo que somos como empresa. Se debe ir un paso adelante y convertirlo en una plataforma de negocios, una oportunidad para acortar el camino entre las necesidades del cliente y la solución que ofrecemos, en fin, agilizar ventas.

Ver más: Pagar por call center, sin revelar tus datos

Los consumidores están más informados que nunca. Las dinámicas de compra pasan con frecuencia por una búsqueda en Internet, repasar opiniones y críticas en vídeo, entre otras cosas y así finalmente, se toma la decisión de compra. Después de eso, un par de clics más y se concreta una venta. ¿Esa la hizo usted?, ¿No?, ¿Todavía sigue pensando en el comercio en línea como algo lejano y que no le incumbe?

En 2016, el e-commerce en EE.UU. superó los 396 mil millones de dólares y para 2020 se prevé que superen los $684 mil millones. Según la firma Forrester Research México aumentará sus ventas online un 106% en 2018. Más interesante aún es lo que asegura la Cámara Argentina de Comercio Electrónico, donde el 70% de las ventas de 2015 se realizaron desde una PC, mientras que 28% se hizo desde un dispositivo móvil y el 2% restante se ordenó desde una táblet. Los móviles ganarán más terreno en el futuro y se prevé que lleguen a ser la fuerza dominante.

Para incorporar un pilar de comercio electrónico en su estrategia primero que nada, hace falta conocer el mercado al que se aspira, de manera que se puedan afirmar los valores de aquello que ofrecemos.

De la misma manera, debe transmitirse una experiencia de venta integradora, esto debe incluir contenido fresco en la web, precios estables y razonables, además de un sistema de entregas eficaz y seguro. 

Continúe: La integración de un gran aliado

En el mismo sentido, la experiencia de compra debe de acompañarse de atención a los clientes, desde la asistencia en la decisión de compra hasta las devoluciones y garantías. Esencial es tener un sistema de pagos seguro, amigable y rápido.

No contar con este último aspecto es como tener una sala de ventas hermosa y atractiva, en la que los clientes se fascinan y deciden llevarse a casa algunas cosas, pero al llegar a la caja la persona responsable tiene una máquina registradora inoperante. La gente se desanima, y ahí sola frente a la meta, todo se cae. No compraron. Qué esencial resulta que todos los pasos sean sólidos hasta el final.

Visualizar las mejores soluciones tecnológicas en cada uno de los pasos y enriquecer las propuestas de comercio electrónico a través de herramientas idóneas es un rol que puede estar en el corazón de los departamentos Tecnología de la Información y Comunicaciones. Son estos quienes deben apuntalar la incorporación de innovaciones en la empresa y convertirse en abanderados de nuevas estrategias y procesos.

 

Este artículo está clasificado como: , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR