El cliente como el centro de la impresión 3D

Adrian Gonzalez

Un fracaso fue el punto de partida hacia el éxito de Alejandro Lozdziejski, speaker invitado del Tech Day Honduras, quien entendió que los clientes son el centro de la impresión 3D

Por: Fany Alvarenga

Hace un par de años, la impresora 3D había nacido con la promesa de que cambiaría al mundo. Los desarrolladores pensaban que los negocios basados en esta tecnología verían con creces el aumento de su rentabilidad.

No obstante, hoy en día a esta se le conoce como la revolución que nunca fue, señaló el Alejandro Lozdziejski, innovador y cofundador de la plataforma Customily.

“Hoy día, cada uno de nosotros quiere algo único y esa es una de las promesas de la industria 4.0”, apuntó el innovador durante su conferencia en el Tech Day desarrollado en Honduras.

En un principio, el objetivo de Lozdziejski era llevar la impresora 3D a Sudamérica e hizo un primer intento cuando creó su emprendimiento Sur3D, una empresa dedicada a la fabricación integral de esta tecnología. El gran sueño era lograr el modelo accesible a los lugares de trabajo en Sudamérica y, sobre todo, en su natal Uruguay.

https://revistaitnow.com/wp-content/uploads/2019/04/video-alejandro-Lozdziejski-tech-day-honduras-2019-grupo-cerca-jjlopezt.jpg

Un fracaso como punto de partida

Sin embargo, al pasar los años, quienes compraban impresoras se desencantaron por el producto y el interés fue cayendo en el mercado; esto dañó el emprendimiento de Lozdziejski.

“Ya con un equipo disuelto, seguí estudiando el mercado y noté que había un pequeño grupo que aún utilizaba este tipo de impresoras 3D, y todos tenían el mismo problema; no podían generar un archivo para imprimir”, recordó Lozdziejski.

Sin equipo y con poco dinero, desarrolló la plataforma Customly, la cual transforma imágenes en modelos tridimensionales.

El emprendedor comentó que “un par de días después me llegó un email de una compañía interesada en mi producto y tres días después estaba en Alemania desarrollando junto a la fábrica de caramelos más grande del mundo la primera impresora 3D para imprimir caramelos comestibles”, dijo.

El cliente al centro

Al final, “entendimos que el negocio no era la impresión si no la experiencia de desarrollar los productos a través del software de Customly. Queríamos que el cliente tuviera la experiencia de transformación, que ellos fueran los creadores de sus propios productos”, recalcó.

La experiencia de creación de este emprendedor siguió en New York, donde diseñan artículos de moda y las personas son capaces de interactuar con el software.

“En realidad, cuando nos pusimos a investigar, vimos que el cliente quería ser el centro y parte del proceso de producción y eso crea un vínculo emocional, esa es la idea de Customly”, aseguró.

Dos años después de lanzar esta plataforma, la empresa lleva más 100 000 productos diseñados.

Este artículo está clasificado como: , , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR