Los gobiernos están trabajando de la misma forma que el sector privado, digitalizando tanto sus operaciones puertas adentro como sus servicios a la ciudadanía.

La llegada de la pandemia ocasionada por el covid-19 ha generado la puesta en marcha de un nuevo modelo operativo de gestión de los servicios públicos a la ciudadanía, cuyos cambios no son soluciones de contingencia, sino que han llegado para quedarse. La digitalización es la nueva forma de relación y de cercanía entre los gobierno y los ciudadano, es la nueva forma en la que el Estado debe entregar sus servicios.

“Telemedicina, educación a distancia o trabajo remoto dejaron de ser conversaciones que formaban parte de un plan a medio y largo plazo para convertirse en tópicos del día a día. Si antes de la pandemia existían recelos sobre alguno de estos temas, la situación de la pandemia forzó su implementación y experiencia de manera eficaz. Digitalizar dejó de ser una opción para ser la mejor opción”, explicó Joshua Sibaja, Gerente de Sector Público para Cisco Costa Rica.

Le puede interesar: Tecnología: el aliado estratégico para la eficiencia y rendimiento en el home office

Ante la coyuntura actual los gobiernos se ven en la necesidad de no sólo de ofrecer la posibilidad de trabajo a distancia a sus empleados sino también de desplegar sus operaciones en remoto y llevar toda la serie de servicios públicos a lo virtual, que aún no lo están. Por su parte, Cisco entiende que para contar con una digitalización gubernamental se debe automatizar y hacer más eficientes los procesos; siendo la eficiencia y automatización sinónimos de cómputo de en la nube que lograrían transformar la experiencia de los ciudadanos.

“Con los servicios en la nube se logra cercanía con los ciudadanos, esto se traduce a que no tienen que estar físicamente en un edificio de una dependencia gubernamental para realizar algún trámite y también se reduce el tiempo que invierten para cumplir sus obligaciones”, explicó Sibaja.

Además: Uber fortalece seguridad de la app en Guatemala

Joshua Sibaja, Gerente de Sector Público para Cisco Costa Rica.

Esta digitalización permite un cruce de datos entre las diferentes entidades. “Si un ciudadano entra al portal público para renovar su licencia, el mismo sistema debería avisarle que debe cancelar el impuesto sobre la renta; creando así un nuevo ciudadano: el ciudadano digital”, agregó.

Asimismo, esta digitalización permitirá que el Estado sea capaz, así como las organizaciones del sector privado, de mover sus operaciones presenciales a cualquier lugar donde sus funcionarios estén localizados, lo cual generaría ahorro ya que se evitan el gasto en alquileres y mantenimiento de oficinas.

Lea: Costa Rica se suma al Día de la Limpieza Digital 2021

Bajo esta misma línea surge la duda de cuál es el modelo de trabajo más conveniente para que el Gobierno adapte. Esto dependerá del modelo de servicio que se desee dar a los ciudadanos, para Cisco la adopción de un modelo híbrido en donde por medio de políticas operacionales se pueda tomar lo mejor de ambos mundos, la flexibilidad y dinamismo de la nube pública y la seguridad y control de la nube privada.

El experto considera que los gobiernos de la próxima generación serán más resilientes y brindarán mejores respuestas a la ciudadanía en plazos que parecen imposibles. Así como es crucial que los líderes de gobierno focalicen sus esfuerzos en acercarse a la ciudadanía y a sus necesidades mediante una buena conexión, también lo es la seguridad.

También: ¿En qué consiste Martinexsa Academy?

Los gestores públicos no pueden olvidar la seguridad de los datos además del respeto y protección de la privacidad de los ciudadanos. Para esto se debe implementar una estrategia de seguridad que tome en cuenta que los funcionarios públicos ya no están físicamente en sus oficinas.

“La digitalización de los servicios de la administración pública requiere sí o sí de re-pensar la infraestructura de red. Es indispensable solidificar todo el recorrido: usar seguridad en los terminales, enfoques “zero-trust”, firewalls virtuales. Y, por último, pero no por ello menos importante, en el caso de la infraestructura no olvidar los innumerables beneficios de adaptabilidad y eficiencia que las redes programables de hoy están ofreciendo empresas como Cisco”, concluyó Sibaja.

Le puede interesar: Biometría facial como elemento esencial en la banca digital