El futuro de los negocios estará impreso en 3D

Juan José López Torres @jjlopezt 

Este año pasará a los anales de la historia como el momento en que el concepto de impresión tuvo el pico más intenso en la transformación del concepto debido a la fuerza con que los objetos tridimensionales se convertirán en un tema de índole general.

Y no es que el papel y la tinta vayan a desaparecer en un chasquido, como la industria misma anticipó la década anterior para estas fechas, pero la impresión 3D llegó para quedarse.

La impresión 3D electrónica y funcional seguirán creciendo, de forma moderada, pero constante para abrirse a mercados como la industria automotriz, aeroespacial y médica.

Le interesará: ¿Adiós a la tinta y papel? La impresión 3D se quedará en el juego

Los avances en esta solución han dado paso a una amplia gama de materiales que incluyen aleaciones avanzadas de níquel, fibra de carbono, vidrio o tinta conductora. La industria prevé que esta creciente gama de materiales impulsará una tasa de crecimiento anual compuesta del 64.1% de los envíos de la impresora 3D de la empresa a través de 2019.

Dichos avances exigirán un replanteamiento de los procesos de la cadena de montaje y de la cadena de suministro para explotar la impresión de precisión.

Según Edgar Vásquez, gerente de Ipesa, este tipo de soluciones ha tenido una evolución constante y agresiva en los últimos 25 años, tal como ocurrió con Stratasys que en la actualidad es un sinónimo de la impresión 3D, y de la cual son representantes regionales.

Ya sea para creación de piezas dentales, prototipado, herramientas o aeronáutica, existen distintos materiales y equipos que han puesto la vista en el sector educativo, por considerar que, al ser la próxima generación de profesionales, debe contar con ese conocimiento.

Héctor Klee, gerente administrativo y radiólogo en Grupo Disa, explicó que adquirieron esta solución para responder a los requerimientos de otros galenos y clientes de las radiografías maxilofaciales y panorámicas que proveen.

“Estamos implementándola y queremos explotarla al máximo. Los implantes dentales requieren de precisión, pero hoy se hacen al cálculo. Con esta tecnología buscamos precisión en las cirugías”, indicó el experto en salud a cargo del proyecto.

También: 10 tendencias más populares de IT

La solución de Ipesa se llama Unijet termocurado de 16 micras de impresión, una solución idónea en el ámbito maxilofacial que requiere de alta precisión para evitar daños en el sistema nervioso de los pacientes.

El futuro del 3D

La firma global de mercadeo A.T. Kearney dio a conocer en el estudio llamado “La impresión 3D: La revolución en la fabricación” que este mercado aumentará un 25% al final de esta década, lo que representará un incremento de US$17.2 mil millones, en especial a ventas de maquinaria, materiales y otros servicios asociados.

En 2014, los sectores aeroespacial e industrial fueron los que más invirtieron al respecto, y dentro de cuatro años la cifra habrá aumentado entre un 15% y 20%, según A.T. Kearney.

Kikai Labs es una de las empresas líderes en fabricación de impresoras 3D en América Latina y ya está dando sus primeros pasos en la implementación de equipos en educación por lo que se entiende como una tendencia que se adoptará en la enseñanza superior en un plazo de entre cuatro y cinco años.

Lea más del especial

¿Cómo se comporta el mercado del 3D?

El 3D hallará un nicho en los oídos

Leave a comment

Send a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *