El robo de datos, un negocio más lucrativo que la droga

Redaccion

En el marco del día mundial de la protección de datos personales, Oracle habla acerca de la importancia de salvaguardar, preservar y proteger los datos. A medida que incrementa la potencia informática, el panorama de amenazas cibernéticas aumenta también (en tamaño y complejidad), superando rápidamente las prácticas actuales de gestión de riesgos.

Actualmente, muchas organizaciones consideran a los datos como uno de sus activos más valiosos. Si éstos no están bien protegidos pueden convertirse en un problema o una amenaza. Además de poner en riesgo la identidad, afectar la intimidad personal y convertir a los usuarios en víctimas de robos, pueden generar una crisis de reputación para las empresas.

Oracle, la empresa de tecnología y soluciones digitales, estima que para 2025, habrá 600 veces más datos confidenciales compartidos en la nube y un aumento significativo en amenazas de seguridad, tanto por ataques externos automatizados como por causa del mal uso de credenciales de identidad. En el marco del día mundial de la protección de datos personales (conmemorado cada año el 28 de enero) la compañía habla acerca de la importancia de proteger los datos, tener consciencia de los peligros del secuestro de datos (ransomware) y otras amenazas.

De acuerdo con el Reporte Anual de Cibercrimen realizado por Cybersecurity Ventures, el cibercrimen le costará al mundo 6 billones de dólares anuales para 2021, comparado a los 3 billones de dólares en 2015. Según el informe, esto representa la mayor transferencia de riqueza económica en la historia y pone en riesgo los incentivos para la innovación y la inversión. Igualmente, el reporte alarma que el cibercrimen será el negocio más rentable en el mundo; aún más que el comercio global combinado de las principales drogas ilegales.

Según Leandro Ramírez, Gerente General de Oracle Centroamérica, “el robo de datos personales supone altos costos para una organización o un usuario. Éstos están relacionados a daños, destrucción, pérdida de productividad, fraude, malversación de fondos o robo de dinero”. Así mismo, explica que, la seguridad de los datos está íntimamente vinculada al valor de una marca. Por eso, un “paso en falso” puede afectar gravemente la reputación que ha tomado tanto tiempo y esfuerzo construir.

Como respuesta a las posibles amenazas y con el objetivo de mitigar riesgos, en el pasado se evidenció una tendencia por parte de organizaciones, entidades estatales y empresas de adoptar sistemas en la nube de primera generación. Sin embargo, los constantes cambios de tecnología, el aumento en el volumen de información y de usuarios en el mundo virtual han obligado a la industria a continuar reinventándose para ofrecer los mejores estándares de calidad y seguridad.

La ciberseguridad en la era de la nube consiste en encontrar el tipo de seguridad más fuerte. Se trata de defensa a profundidad; es decir, de capas superpuestas que protejan desde múltiples ángulos de ataque. Una mejor seguridad en la nube es crucial para cada negocio, independientemente de la industria o del tamaño. Juniper Research estima que las filtraciones de datos costarán a las empresas 8 billones de dólares del 2017 al 2022.

La industria hace esfuerzos para mitigar los ataques de los cibercriminales y evitar cuantiosas pérdidas económicas a las organizaciones y a las personas. Hasta el momento, sólo Oracle ha logrado desarrollar la nube de segunda generación, con una infraestructura y tecnología sin precedentes.

En Oracle, decidimos apostarle a una nueva tecnología para seguir garantizando mayor rendimiento, confiabilidad y seguridad de los datos. La nube de segunda generación es posible gracias a los avances que hemos logrado en términos de infraestructura de nube y el uso de inteligencia artificial”, afirma Leandro Ramírez.  

Así mismo, el alto directivo comenta que la computación en la nube está impulsando la innovación y ha modificado la forma en la que los usuarios interactúan con las empresas y la sociedad. En este sentido, a medida que incrementa la potencia informática, el panorama de amenazas cibernéticas aumenta también (en tamaño y complejidad), superando rápidamente las prácticas actuales de gestión de riesgos. Como resultado, los equipos de seguridad de las empresas de todos los tamaños luchan por mantenerse al día con la sobrecarga de datos y los ataques cibernéticos.

La nube de segunda generación de Oracle utiliza inteligencia artificial y machine learning para reconocer actividades inusuales, como cuando un usuario cambia inesperadamente permisos, privilegios o configuraciones de configuración. En lugar de investigar manualmente – y por separado – los incidentes en cada aplicación y en cada nivel, los equipos de seguridad pueden obtener una vista completa del entorno multi-nube. Oracle Cloud ofrece una capa segura de defensa entre usuarios, aplicaciones, datos e infraestructura, a través de un solo panel”, afirma Leandro Ramírez.  

Contar con las medidas y herramientas apropiadas para cuidar y proteger los datos personales dejó de ser un valor agregado en las empresas, para convertirse en una necesidad. Los datos son el nuevo petróleo y, en una época donde todo es almacenado en un espacio intangible y desconocido como la nube, es importante tomar la mayor cantidad de precauciones. El robo de datos supone un alto costo para personas, gobiernos, empresas y organizaciones. En el marco del día internacional de seguridad de datos, Oracle busca transmitir un mensaje de alerta acerca de la importancia de cuidar la información y de conocer acerca de los riesgos para los usuarios alrededor del mundo.  

Este artículo está clasificado como: , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR