El Salvador estudia reformar la Ley LACAP para compras digitales

Juan José López Torres

El Gobierno compra anualmente más de US$1 500 millones en bienes y servicios. La digitalización de la Ley LACAP busca optimizarlas y transparentarlas

La Comisión de Hacienda y Especial del Presupuesto de la Asamblea Legislativa ha creado una subcomisión para analizar la incorporación de tecnología que optimice y transparente las compras públicas por la vía digital.

Cada año, el Gobierno realiza compras por más de US$1 500 millones en bienes y servicios, lo cual ha planteado la modificación de la Ley de Adquisiciones y Contrataciones de la Administración Pública (LACAP) y de la Ley  Orgánica de Administración Financiera del Estado, (AFI).

Lea: Nuevas soluciones de virtualización para gobierno

Por ahora, la subcomisión está en la fase consultiva y ha acudido a distintos sectores del ámbito privado, académico y la cooperación internacional, entre otros, para que brinde recomendaciones acordes a la realidad del país y que incorporen tecnología.

¿Qué se podrá hacer?

Las modificaciones buscan que las adquisiciones públicas ocurran de forma electrónica y de forma simplificada, además de que brinden precios de referencia y que haya una mayor participación de proveedores, entre otros aspectos, según el órgano del Estado.

“…bienes servicios comunes y estandarizados en catálogos electrónicos, plazos inmediatos de entrega requeridos por la institución en el momento que emite la orden de compra, así como disminución de costos de almacenamiento y gestión de inventarios”, indicó en una publicación en su sitio web.

Además: Compras electrónicas formarán parte del personal de gobierno

Por ejemplo, se optimizaría la adquisición de servicios de limpieza de hospitales, alimentación de pacientes o servicios de vigilancia privada, entre otros.

“Estos no correrían riesgo de suspensión al iniciar cada año por la falta de adjudicación o demora en los procesos de compra”, según la Asamblea Legislativa.

Las reformas a la ley LACAP también introducirían la modalidad de catálogo electrónico como un conjunto de bienes y servicios que ofrecen los proveedores seleccionados que formarían parte de un convenio marco. 

En cuanto a la subasta electrónica, esta ocurriría en dos fases: la primera para la calificación de propuestas técnicas y la segunda, para la ejecución, según la entidad.

La puesta en marcha de dichos procesos digitalizados está alineada con el uso de la factura electrónica y la simplificación de los procesos administrativos en el sector público.

Este artículo está clasificado como: ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR