El serveless jubila a la capacidad ociosa

Juan José López Torres

El procesamiento de operaciones sin servidor propone, entre otros aspectos, pagar solamente por el uso específico que hagan los usuarios de ese servicio en la nube

Por lo general, las empresas están acostumbradas a trabajar con servidores dentro de sus instalaciones  para ejecutar bases de datos o aplicaciones web, lo que implica, entre otros aspectos, un costo por tener a la mano ese recurso.

Por el contrario, serverless, también llamado FaaS (Function-as-a-Service), es un servicio en la nube que responde a la demanda específica de computación que generan los usuarios finales al ejecutar una aplicación.

Esta tecnología existe desde el 2010, tras el  lanzamiento que hizo PiCloud de un servicio serverless con soporte para Python. Sin embargo, fue hasta el 2014, con la entrada de Lambda por Amazon, y el 2016 con Google Cloud, que serverless comenzó a comercializarse de forma masiva.

Datos de Amazon Web Services indican que hay clientes que usan infraestructura física, por ejemplo, servidores desde 600 megas, que tienen un motor de base de datos los cuales requiere parches o configuración de replicaciones, es decir, temas complejos que quitan el foco a los negocios al dar servicios a los clientes.

Eduardo Patiño, arquitecto de soluciones de Amazon Web Services, expresó que con serverless “ya no me tengo que preocupar por los backups, si quiero que la replicación sea en otra base de datos”.

Al emplearse múltiples servidores, los administradores  ya no tienen que preocuparse por las copias de respaldo o la replicación, “voy, pongo el dato y ya no tengo que preocuparme de si tengo o no almacenamiento o si se conectará uno o millones de usuarios”, agregó.

Cuatro componentes esenciales

Serverless se basa en cuatro componentes que son fundamentales.

El principal es no tener servidores para administrar. Los administradores están habituados a administrar servidores Windows o Linux. Con serverless, un desarrollador coloca su código por detrás, este se ejecuta en determinado lugar y no tiene que preocuparse si esta ejecución ocurrió en uno o más servidores.

Escala con el uso. Por ejemplo, cuando un país celebra elecciones presidenciales, se requiere de una gran capacidad para el procesamiento de los datos el día de la votación para tener resultados inmediatos y dar respuesta a los millones de usuarios conectados en un sitio web para verlos. Serverless da respuesta a este requerimiento.

“En las elecciones de México, el año pasado, hubo millones de usuarios conectados; gigabytes de información procesándose a cada segundo en los servidores de AWS”, compartió Patiño.

No se paga la capacidad ociosa. Tanto el ejemplo anterior como el de los periodos de inscripción universitaria, por mencionar otro caso, son momentos específicos que pueden ser previstos para determinar la capacidad de procesamiento y escalamientos que se necesitarán para adquirirlos en su debido momento. Es decir, se paga por lo que se necesita y usa.

El último componente tiene que ver con la capacidad y tolerancia a fallos, la cual está embebida por defecto en el servicio y libera al responsable de la estructura de estos aspectos.

Ventajas del serverless

Algunas de las ventajas del serverless están relacionadas con reducción de costos en TI, seguridad o aumento de la productividad.  

Los ahorros para los negocios ocurren porque se paga solamente por el requerimiento que tenga una aplicación, lo cual evita el costo de un servidor en modo hibernación durante las horas valle de visitas de las aplicaciones.

Bajo una capacidad de uso fijo, si las aplicaciones tienen una gran afluencia de tráfico, para responder a la demanda, se realizan pagos fijos previendo el mayor número posible de visitas, lo que genera  desperdicios de recursos.

En este entorno, la seguridad de la operación es transferida al proveedor para garantizar la integridad de la aplicación en la interacción con los usuarios, que es el momento de exposición a vulnerabilidad del código. 

Además de adaptarse a cualquier entorno, serverless tiene una característica técnica muy útil y que resume su función: la escalabilidad a partir de la demanda.

Así en el modelo FaaS, el cliente solo se preocupará del desarrollo del código y del contenido de la aplicación, mientras en los demás modelos hará una carga compartida con el proveedor respecto a la seguridad. 

FaaS permitirle al proveedor la distribución de la capacidad de cómputo, habilita el uso indefinido de modelos de ejecución por Virtual Machine de forma aislada para cada petición y minimiza el riesgo de filtraciones al sistema.

Una vez asignada el funcionamiento al proveedor, los CIO pueden enfocarse que los desarrolladores trabajen en aspectos de valor como, la experiencia de usuario, el análisis de datos o el desarrollo del código para integrar machine learning, lo cual impactará en un departamento de mayor productividad.

Este artículo está clasificado como: , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR