Empresarios salvadoreños deben asumir el reto de la transformación digital

Empresarios salvadoreños deben asumir el reto de la transformación digital

La transformación digital es un hecho inevitable que alcanzará a todas las empresas en El Salvador, lo cual implica que deben prepararse con anticipación para que la transición ocurra de forma natural y acorde a lo que demandan las tendencias en la actualidad y hacia el futuro.

Según Darwin Romero, socio fundador de Applaudo Studios, las empresas se enfrentan a un momento en que la tecnología está golpeando y transformando los modelos de negocios, de tal forma que seguir viéndolos de forma dividida les llevará a la obsolescencia.

«Los modelos de negocios que concebimos van a ser transformados por las tendencia tecnológicas. En el momento que no lo vemos venir, se convierte en una ola de choque», consideró Romero, quien ejemplificó con el impacto que tienen los servicios de transporte compartido y hace apenas cinco años eran inconcebibles en el país.

Para que los líderes empresariales salvadoreños comprendan y adopten la transformación tecnológica, la Fundación Rafael Meza Ayau (FRMA) y Singularity University realizaron un diplomado en Liderazgo Exponencial de Impacto Social en San Salvador, con el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Banco Agrícola.

Transformándose para impactar

Al respecto, el Banco Agrícola es uno de los actores claves de la transformación digital que está impactando a las personas en El Salvador.

Además de apostar por la tecnologización de la operación, se asegura de la transferencia de conocimiento en sus colaboradores, de tal forma que al llegar a la plenitud de la cuarta transformación digital dé respuesta a los requerimientos de la industria y los clientes.

Verónica Ayala, gerente de estrategia y gestión, dijo que el objetivo del banco es simplificar las operaciones de los clientes, para lo cual han realizado una inversión que ronda los US$20 millones en los último cuatro años, por ejemplo, en una App de banca móvil y banca de personas para impactarlas.

«Desde hace unos cuatro años trabajamos en la transformación del modelo de negocio y migrar a formatos de atención. Estas tecnologías tienen un propósito e invertimos en la formación de talento», dijo Ayala.

Pero además están trabajando en el desarrollo de experiencias que facilitan la nueva adopción de los nuevos consumidores e inversión en conocimiento antropológico para comprender las necesidades de los clientes y el uso que dan a la tecnología.

Voluntad política, una necesidad

Juan José Barrios, economista país para el BID en el país, hizo ver que la innovación es un catalizador de crecimiento que condiciona el desarrollo para la sostenibilidad económica de un país.

“Las empresas deben enterarse de estas tendencias, en El Salvador la precondición pasa por la voluntad política, notable en la administración actual para la atracción de inversión y rubros que estaban adormecidos”, hizo ver.

El economista resaltó que si bien hay algunas tecnologías disruptivas, también debe tenerse en cuenta los prerrequisitos asociados para su implementación, como la factura electrónica, identidad digital o el expediente médico electrónico, por mencionar algunos ejemplos.

Leave a comment

Send a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *