Errar es humano, automatizar es divino

Errar es humano, automatizar es divino

Por Robert Calva García, Management & Automation Business Development Manager, Red Hat Latin America

(ITNOW)-.    Prueba y error. Arriesgarse, intentar, repetir y aprender. Al inventar el foco de luz, Thomas Edison descubrió también 2.000 formas de no crearlo, este es quizás el ejemplo más claro y famoso de los avances en la historia de la humanidad basados en la prueba y el error.

Más de cien años después, el proceso sigue siendo similar: surge una idea y se recae en la prueba y error para poder llevarla a cabo. ¿Qué cambió en todo este tiempo? La automatización. El motor que lo impulsó todo fue la Revolución Industrial: el primer paso hacia la verdadera automatización de procesos.

Al adentrarse en la vorágine de las exigencias de estos nuevos tiempos, se debe resolver el mismo problema, una y otra vez; cayendo en una rutina. ¿Qué ocurre cuando resolvemos el mismo problema, de la misma forma y siguiendo los mismos patrones? Se incurre en el error y se frena el avance real. 

De hecho, son esos errores, de los cuales ya aprendimos, los que queremos evitar para optimizar procesos, a fin de ahorrar tiempo, a la vez innovamos en perspectiva de desarrollo y seguridad operativa, en nuestras empresas.

Ante estos retos, la asistencia de la automatización para cubrir tareas diarias de la gestión de sistemas operativos se volvió necesaria, sobre todo, en ambientes generales y complejos.

Ver más: Tres tipos de vulnerabilidades comúnmente explotadas que te pueden poner en riesgo

También, nos permite hacer foco en la meta basada en el sistema operativo y en el servicio final, al apoyarse en la Inteligencia Artificial que ha servido para distinguir problemas y que cuenta con la misma automatización para resolverlos. Todo ello, con la menor intervención humana posible

En Red Hat, vemos en la automatización de TI el camino hacia la transformación digital y la industria 4.0; de hecho, Red Hat Ansible Automation es la herramienta que permite coordinar los entornos empresariales de manera eficaz.

Esta plataforma gestiona la tecnología de Ansible elegida por miles de empresas y automatiza las tareas de TI complejas que la conforman, como la gestión de configuraciones, la preparación de sistemas, la coordinación de flujos de trabajos y la gestión de ciclo de vida.

Así, Ansible Automation permite codificar los procesos organizativos y convertirlos en flujos de trabajo automatizados y controlados, lo cual mejora la gestión de los recursos. Además, posibilita el etiquetado de estos recursos para poder identificar quién los creó, cómo y cuándo lo hizo y qué se ejecuta o qué se ha implementado en ellos.

De igual forma, Red Hat Enterprise Linux es un ejemplo del poder evolutivo de la automatización y de los beneficios de procesar grandes volúmenes de información y tareas con una plataforma responsiva.

Automatizar es abrazar los avances e innovar en la forma en que las empresas se mantienen actualizadas para encarar la transformación digital. Red Hat acompaña ese proceso, que está arraigado en el ADN del código abierto y la esencia de nuestra compañía porque, después de todo, errar es humano, automatizar es divino.

Lo último: Desactivan cerca de mil ciberataques al mes en Latinoamérica durante 2021