La post pandemia demandará una serie de nuevas tecnologías que garanticen la seguridad de los empleados dentro y fuera de los corporativos.

La vuelta a los centros corporativos será con una medida diferente, donde todos nos preguntaremos si estamos seguros en ellos, es por esto que muchos propietarios de edificios invertirán en nuevas tecnologías que les ayuden a inspirar la confianza de que la salud de todos estará protegida.

Para decidir cuáles son las tecnologías que se implementen y apliquen con éxito dentro del centro corporativo las Tecnologías de Información (TI) y las Tecnologías Operativas (TO) deben trabajar más cerca que nunca y deben considerar las estrategias para oficinas más inteligentes y saludables; los requisitos de la red para soportar nuevas aplicaciones y dispositivos; y las asociaciones para garantizar el éxito del proyecto, así lo explicó Ed Solis, VP Americas Enterprise Infrastructure, CommScope.

Le puede interesar: Tecnología: el aliado estratégico para la eficiencia y rendimiento en el home office

Para el primer punto la gran mayoría de empresas planean colocar menos escritorios distribuidos en un espacio más grande. Dentro de las consecuencias de este cambio está la necesidad de horario flexible, con menos empleados trabajando en la oficina al mismo tiempo, lo cual necesitará de nuevas aplicaciones que permitan a los empleados programar su tiempo la oficina y encontrar el escritorio apto para respetar el distanciamiento social, con notificaciones en tiempo real que les permita saber cuándo no ir a la oficina porque se ha detectado algún riesgo para la salud.

Asimismo, para disminuir el número de personas en los espacios compartidos se requerirá de una nueva tecnología de sensores que controle el número de personas dentro de una sala y active alertas automáticas cuando se supere el límite permitido. También, las empresas están colocando cabinas de empleados sin contacto para controles de acceso a la entrada de los corporativos usando cámaras térmicas para controlar la temperatura corporal.

La gran mayoría está aprovechando esta oportunidad para acelerar la adopción de tecnologías diseñadas para edificios inteligentes, como los sistemas de climatización, los controles de iluminación y la supervisión de ascensores. Las TI y las TO deberán asegurarse de que estas nuevas tecnologías se integren con los programas de salud y proporcionen visibilidad en las operaciones del edificio para ayudar a reducir los costos a largo plazo.

Además: Costa Rica se suma al Día de la Limpieza Digital 2021

Con respecto a los requisitos de la red para soportar nuevas aplicaciones y dispositivos el experto explica que la integración de nuevas aplicaciones de salud y seguridad en los edificios necesita una serie de nuevas tecnologías inteligentes como cámaras y sensores de seguridad alimentados por el Internet de las cosas (IoT), luces LED inteligentes, señalización digital de alta definición y otras soluciones de automatización de edificios.

Además, resalta que el creciente uso de las videoconferencias requiere de un ancho de banda adicional para brindar una calidad de video y audio de alta definición e integrar las conferencias con otras herramientas de comunicación y colaboración. Por otro lado, los empleados que trabajan de manera remota también necesitan un acceso rápido y seguro a los recursos críticos que los mantienen conectados a la vida de la oficina, incluida una capacidad suficiente de VPN.

Lea: Biometría facial como elemento esencial en la banca digital

Por último, los directivos deben confiar en las nuevas tecnologías de la nube para obtener la visibilidad y los controles que necesitan para gestionar sus equipos desde cualquier lugar.

En el caso de las asociaciones para garantizar el éxito del proyecto, el experto menciona que el establecimiento de estas nuevas tecnologías depende de que los propietarios y gestores de edificios se vinculen con empresas especializadas en el diseño, la entrega, la configuración y la instalación de tecnologías alámbricas, inalámbricas, de banda ancha y de redes.

En primer lugar se debe trabajar con un experto en soluciones de conectividad para redes de comunicaciones con el objetivo de crear un plan integral para satisfacer las necesidades actuales y futuras. Dicho experto en conectividad debe tener una lista de empresas autorizadas para configurar e instalar las soluciones recomendadas, lo cual es clave para evitar futuros problemas.

También: ¿Rastrear la distancia de las criptomonedas? Conozca Crypto Moon

“Los equipos de TI y TO también deben comprender cómo coordinar sus actividades en el entorno transformado del edificio. Por ejemplo, para ofrecer nuevos servicios y garantizar la seguridad del edificio y el cumplimiento de la normativa, los equipos de TO necesitan la capacidad de gestionar la red, incluidos los protocolos Wi-Fi, PoE e IoT, como Zigbee y LTE-M. Además, necesitan entender cuánto ancho de banda está disponible en la red, qué lo está consumiendo y cómo los planes futuros afectarán a los usuarios empresariales”, explicó Solis.

A pesar de que la adopción de estas aplicaciones específicas son impulsadas por el covid-19, todas las tecnologías facilitadoras ya se encontraban en proceso de ser adoptadas de forma generalizada en los edificios de oficinas antes de la llegada de la pandemia.

Le puede interesar: Cuatro recomendaciones para que las empresas posean mayor seguridad en la nube