La generación Y debe ver el pasado para marcar el futuro

Soy Digital

A pesar que estos jóvenes son nativos de la tecnología, gestión y liderazgo, es importante no desligarse de los principios básicos en los procesos y no obviar pasos a la hora de la ejecución de proyectos.

Róger Gutiérrez

​“Por mi fecha de nacimiento podría considerarme una persona emprendedora dentro de la generación de los Millennials; sin embargo me considero un Millennial que rescata mucho la visión de la vieja escuela en cuanto a cómo fijar límites, organización y disciplina para transformar ideas innovadoras en potenciales oportunidades”, así inició diciendo Juan Claudio de Oliva, quien a sus 30 años es el fundador y CEO de una importante empresa que converge la tecnología con la carbono neutralidad llamada Green Look.

De Oliva relató que este proyecto -ahora una empresa latinoamericana- comenzó en la universidad y como base hizo una revisión del pasado y de los antecedentes que provocaron los problemas que hoy sufre el mundo; también miró al futuro y trató de visionar cuáles serían las tendencias del mercado, hacia a dónde se dirigía la industria de la tecnología y qué necesidades surgirían de ello.

Fue ahí donde le surgió la idea de crear esta empresa como proyecto universitario, enfocándolo en la creación de una plataforma en la nube que le permita a cualquier organización, sin importar su ubicación o actividad económica, generar indicadores ambientales tales como la huella de carbono y otros parámetros sobre eco-eficiencia; siguiendo metodologías de reconocimiento internacional de una forma sencilla, amigable y a bajo costo. 

Juan Claudio nunca se imaginó que el día de su graduación de la universidad Earth, en el 2010, entre los asistentes se encontraría con un inversionista que fuera capaz de apostar por su ambicioso proyecto y le sirviera de inversionista para iniciar oficialmente con la empresa.

De Oliva contó que en el 2012 alcanzó uno de sus más grandes logros con Green Look al coordinar la logística de un concierto con el cantante Juan Luis Guerra, implementando carbono neutralidad a nivel de escenarios, conexiones eléctricas e iluminación, por lo que posteriormente fue certificado por organismos internacionales como uno de los más grandes eventos masivos responsable con el ambiente en Latinoamérica.

En el 2014, como fruto de su experiencia dando consultorías e implementando sistemas de gestión ambiental dentro de empresas que buscaban la C-Neutralidad, logró identificar las debilidades de los estándares y los procesos, y en función a ello creó el sistema GreenCloud que ha sido reconocido internacionalmente en los WITSA Awards.

Aseguró que el inicio no fue sencillo, tuvo que atravesar problemas económicos y convencer a los inversores de la utilidad de la plataforma pero nunca dejó de tener buenas relaciones con quien le tendieron la mano ni con su equipo de trabajo.

“Hay que ser paciente, y estar atento a los cambios del entorno para adaptarte de la mejor forma a las circunstancias que traen consigo dificultad. Aprender a ser creativo no solo en las ideas de negocios, sino en la forma de resolver los conflictos, en cómo organizar tu tiempo pero principalmente en cómo mantener motivado al equipo de trabajo”, puntualizó De Oliva.

Este Millennial emprendedor no pierde la ilusión en su proyecto y afirmó que están desarrollando más y mejores ideas frescas que los ayudarán a acrecentar la empresa.

“Este año lanzaremos una versión que va tener un impacto significativo sobre el tiempo que invierte una empresa para obtener indicadores ambientales. Por otro lado ampliaremos nuestros perfiles de usuario para crear usuarios consultores que puedan capacitarse con nosotros y utilizar nuestra tecnología como un instrumento para fortalecer su trabajo”, señaló el joven.

Juan Claudio se considera a sí mismo como un Millennial emprendedor que tiene una visión amplia del mundo y el mercado en donde se desenvuelve. Afirmó que logró ver ángulos que la vieja escuela no ha notado o bien que no ha visto como oportunidad, quizás por la tardía vinculación con la tecnología moderna o porque cuesta dejar atrás las viejas costumbres.

En conclusión, De Oliva afirmó que el Millennial innovador en función de las debilidades y carencias que observa en su entorno o de su medio de influencia, encuentra soluciones que pronto logran transformarse en modelos de negocio de alto impacto, en proyectos innovadores.

Continúe con este especial web:

Así es como los Millennials pueden convertirse en líderes exitosos

Reglas de oro que debe cumplir un millennial innovador

Este artículo está clasificado como: , , , , , , , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR