¿Cómo reducir costos en su data center?

Soy Digital

Primero comience por regular el flujo energético y sistemas de enfriamiento, ya que son los principales enemigos del CIO cuando se trata de ahorrar en los costos de operación.

Róger Gutiérrez

En el 2003, la empresa guatemalteca Cementos Progresot planeó construir su propio centro de datos, sin embargo a la directiva de la organización le surgió una serie de preocupaciones en materia de ahorro y uso racional de los recursos energéticos. Aun en aquella época, los estándares de calidad de estas infraestructuras estaban más alineados a la arquitectura que a la racionalización del flujo eléctrico.

De este modo, los gerentes del proyecto visionaron más allá y en ese año pudieron predecir la problemática en materia de costos que generaría en la época actual una mala distribución de los canales de energía y los sistemas de enfriamiento.

No se equivocaron en su predicción, pues actualmente el flujo energético en los servidores y sistemas de enfriamiento son los mayores generadores de gasto en estos equipos. Según Fernando Haeussler, director regional de ventas de Net Solutions, el 50% de la demanda de energía proviene de la infraestructura electromecánica y de distribución del sistema de enfriamiento.

Esta opinión la sustenta el ingeniero Efraín Mejía, gestor de mantenimiento industrial de la empresa Soporte Crítico, cuando afirmó que con respecto al consumo energético, los sistemas de refrigeración consumen en promedio entre el 30% al 50% de la potencia eléctrica del centro de datos.

Además, este experto aseguró que si no se cuenta con buenas prácticas para la administración del calor se elevan los costos en rubros como equipos sobredimencionados, filtración del aire y humedad del cuarto, poca definición de pasillos fríos, filtración en pisos falsos y fugas en el sistema de agua.

Por otra parte, César Amaya, colaborador del área de soporte de Open Solutions en El Salvador, es partidario de la misma teoría que sus colegas, pues afirmó que los costos en los centros de datos están relacionados con la operación del mismo.

“Los sistemas de apoyo a la operación, como enfriamiento y potencia (transformadores/UPS), pueden significar hasta el 50% de los costos de operación de un data center”, puntualizó Amaya.
Sin saber que estos iban a ser los criterios de sus colegas en el futuro, Romeo Chávez, gerente de tecnología de Cementos Progreso, en conjunto con su equipo, hizo una valoración del gasto que se generaría en términos energéticos, desde un disco hasta un servidor, incluyendo a sus sistemas de enfriamiento una fórmula que les fue compartida por el Uptime Institute.

El siguiente paso que dio la empresa en la construcción fue más ecológico al utilizar energía renovable mediante la captación de energía solar para iluminación Led. Asimismo, crearon un diseño de captación de agua de lluvia para consumir menos agua potable en servicios generales y sanitarios, así como en los sistemas de enfriamiento. Eso les dio como resultado que la reducción de kilowatts se tradujera en ahorro económico, además de controlar las emisiones de CO2 y reducirlas a menos 2.0.

“Calculamos la carga de los gabinetes de los aires acondicionados para enfriar el equipo de cómputo, seleccionamos los pasillos fríos y captamos el aire frío del ambiente para inyectarlo al pasillo que apaga los condensadores, con lo que logramos consumir menos energía”, señaló Chávez.

Uno de los factores que pudo haber motivado la decisión de este gerente fue la posición geográfica de Centroamérica, ya que según los expertos influye en el gasto energético, principalmente en el sistema de enfriamiento, debido a la ubicación que presenta la región en medio de los trópicos.

Por lo general el clima es cálido, lo que dificulta la tarea de mantener las bajas temperaturas en las salas de los servidores. Es por eso que una de las apuestas de los encargados de estas infraestructuras es la virtualización de los servidores que más calor generan, por eso la demanda del acondicionamiento del aire es mayor.

Mario Alberto Serrano, administrador de servidores de empresa Critical Colocation en Costa Rica, tiene una teoría propia sobre el irracional gasto energético en los sistemas de aclimatación. Él considera que la subutilización de algunos servidores y la sobreutilización de otros son de los grandes errores en la operabilidad de los equipos, tanto en el tema del calentamiento y como de demanda energética en el enfriamiento.

Este ingeniero afirmó que por lo general gran parte de los centros de datos trabajan solo con el 30% de sus equipos, lo que genera una sobredimensión de su capacidad y por lo tanto recalentamiento. El 70% restante entra en modo de hibernación, por lo que su vida útil se reduce y es un constante generador de gasto en el flujo de corriente.

“Si se trabaja de esa manera se incrementan los costos de mantenimiento a sistemas que no están trabajando a una capacidad plena. Esto implica un incremento de combustibles, enfriamiento, mano de obra y repuestos”, aseveró el Serrano.

Una problemática secundaria, pero que no se independiza completamente de la variable sobre los sistemas de enfriamiento, se vislumbra en los procesadores de alto consumo. Por lo general, cuando este hardware ya es antiguo y se le ha dado una continuidad a su uso, el rendimiento técnico del mismo va a disminuir, sin embargo como la data aumenta cada día, las exigencias físicas y virtuales del centro de datos se incrementan por lo que se genera un recalentamiento en la placa y a su vez en todo el equipo.

Empero el problema es redundante, pues el procesador al generar calor impide la correcta distribución de la aclimatación de los servidores por lo que en consecuencia generará desperfectos en los sistemas de enfriamientos.

Continúe con el especial: 

5 tips para que su data center no lo deje en banca rota

8 data center más eficientes del mundo

Este artículo está clasificado como: , , , , , , , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR