Estados Unidos, UE y OTAN culpan a China del ciberataque a Microsoft

Estados Unidos, UE y OTAN culpan a China del ciberataque a Microsoft

(ITNOW)-.    Estados Unidos (EE.UU), la Unión Europea (UE) y la  Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) culpan a China del ciberataque a Microsoft ocurrido en marzo pasado. 

En dicho mes, Microsoft sufrió uno de las más críticos ataques a la seguridad seguridad informática nunca antes registrados. En total, según los últimos conteos, alrededor de 250.000 personas y 60.000 empresas usuarias del servicio de correo para profesionales de la plataforma se vieron afectadas por la infiltración cibernética.

Así lo revelaron voceros del Gobierno al medio Bloomberg. De acuerdo con el secretario de EE.UU, Anthony Blinken, en un comunicado oficial, indicó que el MSS —ministerio de Seguridad del Estado chino— utiliza y financia a hackers para realizar este tipo de ataques, donde les señaló haber creado un “ecosistema” propicio para que particulares de todo el mundo realicen ciberataques.

“Un estado responsable no compromete indiscriminadamente la seguridad de la red global ni acoge conscientemente a cibercriminales”, acusó Blinken. “Estos hackers le cuestan a los gobiernos y empresas millones de dólares en propiedad intelectual robada, chantajes e inversión en ciberseguridad, todo eso mientras el MSS les mantiene en nómina”, agregó.

“Estados Unidos y países de todo el mundo están haciendo responsable a la República Popular de China por su patrón de comportamiento irresponsable, disruptivo y desestabilizador en el ciberespacio”, continuó Blinken.

Por su parte, la OTAN condenó los hechos y solicitó que se responsabilizara a China, dando por cierta la denuncia, pese a que no acusó al régimen chino de los ciberdelitos. Se trata de la primera declaración de la OTAN contra las ciberdelincuencia.

“Un grupo inédito de aliados y socios, incluyendo la Unión Europea, el Reino Unido, Australia, Canadá, Nueva Zelanda y la OTAN, se unirán a Estados Unidos para exponer las actividades cibernéticas maliciosas del Ministerio de la Seguridad chino”, anunció una fuente del gobierno estadounidense a través de llamada telefónica a la prensa previa al anuncio formal.

No obstante, tanto los europeos como los aliados de la OTAN viraron su mirada a China, aunque con un lenguaje más cauto a la hora de imputar al régimen de Xi Jinping.

Joe Biden, presidente de EE.UU. aprovechó el pasado junio, durante su primera gira europea presidencial, para pedir más determinación de las democracias liberales hacia las “las actividades dañinas” del régimen.

Desde que llegó a la Casa Blanca, Biden ha redoblado sus denuncias ante las decisiones autoritarias provenientes de Pekín y la violación de los derechos humanos. El Jefe de Estado intenta que el resto de aliados también eleven la presión, aunque reconozcan la necesidad del gigante asiático como socio comercial.

Mientras que el Alto Representante de la UE para la Política Exterior, Josep Borrell, manifestó en un comunicado que los ataques han afectado “significativamente” a la economía, la seguridad y la democracia en la Unión.

“La UE y sus Estados miembro han evaluado que estas actividades maliciosas se han producido desde territorio de China”, externaron en un boletín de los Veintisiete en el que solapadamente culpan a Pekín, así lo informó el medio Europa Press.

Ver más: ETEK: “Estamos enfrentando el mayor ataque global con ransomware del que se tiene registro”

Recuento de los daños

Microsoft informó a principios de marzo de que tanto grandes empresas como agencias gubernamentales que utilizan el servicio de correo de la empresa habían visto comprometida su seguridad en una operación que ya entonces consideraban vinculada al régimen chino.

En específico, afirmó que los piratas del grupo Hafnium, que opera desde China, estaban explotando brechas de seguridad en los servicios de mensajería Exchange para robar datos de los usuarios comerciales.

Se calcula que hubo un mínimo de 30.000 organizaciones víctimas del ataque y algunos cálculos elevan la cifra de afectados hasta los 250.000, pero hasta ahora no había habido un señalamiento formal de las autoridades.

Estos nuevos hechos abren otro capítulo de enfrentamientos entre las potencias, que se enfrentan en el ámbito comercial, armamentos, espacial, así como el tecnológico.

Lo último: El “sofisticado” ciberataque en EE.UU: más de 200 empresas afectadas