¿Están preparando los Centros de Datos para velocidades de hasta 400Gb?

Editorial IT NOW

Actualmente contamos con velocidades de transmisión de datos de 40Gbps, 100Gbps y hasta de 400Gbps, lo que ha disparado tanto las mejoras como los retos que los Centros de Datos tienen que abordar todos los días.

Giovanni Cordero

En el año 2021 las velocidades de banda ancha serán el doble de las actuales como consecuencia principal de una tendencia que seguirá en incremento con el auge de la Internet de las Cosas (IoT) y la llegada de tecnologías como LTE y 5G.

Para satisfacer la creciente demanda de los usuarios por conectividad y mayor ancho de banda, la infraestructura de los Centros de Datos debe ser capaz de soportar transmisiones de este tipo que puedan completar las necesidades que traen consigo las nuevas tecnologías.

“Uno de los problemas más grandes para los operadores de los centros de datos es el hecho de que, para poder migrar a estas velocidades, se ven obligados a renovar sus equipos activos y cableado, lo que representa grandes gastos económicos y de tiempo”, mencionó Johny Iván Clavijo, Gerente de Ventas CCAS en CommScope. 

Las velocidades de transmisión a 40Gbps son muy comunes en topologías de conexión Spine/Leaf, pero estas no bastan para el incremento exponencial en el tráfico de red a nivel global provocado gracias a la popularidad del video streaming, las conexiones WiFi y las nuevas tecnologías de realidad virtual y aumentada, por lo que se requiere en muchos casos de velocidades de hasta 100Gbps, e incluso la posibilidad futura de 400Gbps.

Los administradores han tenido que comenzar a implementar redes de fibra óptica y fibra multimodo, que permitan el transporte de datos no sólo a alta velocidad, sino también a distancias mayores a 100 metros.

“Hay estimaciones que dicen que 15.3ZB de información inundarán los centros de datos del mundo para 2021; al mismo tiempo, cada persona en cada lugar espera que sus datos se entreguen rápidamente, por lo que la infraestructura de los centros de datos debe evolucionar con nuevas herramientas para cubrir esas necesidades”, añadió Clavijo.

Contar con una infraestructura de cableado eficiente que soporte mayores velocidades, no es la solución definitiva para mantener los Centros de Datos eficientes. Mayor densidad de cableado, infraestructuras de fibra óptica, mayores velocidades y una enorme cantidad de dispositivos conectados hoy en día, traen consigo otro problema a considerar: la administración eficiente de las redes.

Power over Ethernet (PoE), permite que por un solo cable UTP también se pueda alimentar eléctricamente los dispositivos, lo que disminuye la cantidad de cableado necesario para el despliegue y funcionamiento, pero representa otros desafíos para la administración.

Los recientemente aprobados estándares ISO/IEC 18598, ANSI/TIA-5048 y CENELEC EN 50667 (Administración de Infraestructura Automatizada) describen como estos sistemas automatizados pueden colaborar en la gestión de la infraestructura, haciéndolos claves en el soporte de grandes tendencias como IoT, por lo que deben adaptarse desde ahora a tecnologías como PoE de nueva generación.

Este artículo está clasificado como:

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR