Haga el súper y pague con una sonrisa

Juan José López Torres

La biometría facial ha encontrado un nuevo uso en el ámbito empresarial, esta vez en el sector de retail, como los supermercados.

IFuree Go es una compañía china que está impulsando el uso de la biometría facial como una alternativa al concepto tradicional de supermercado atendido por personas.

Sugerido: Los guatemaltecos podrán evitar el fraude bancario con el rostro

Anunciado en julio de 2017, el proyecto IFuree Go Unmanned Supermarket, es decir, un concepto de supermercado sin dependientes y solamente funcional con tecnología, ha comenzado a ganar notoriedad global en la prensa.

“La tienda de experiencias incluye principalmente un mostrador de caja, un canal de detección y un dispositivo inteligente de código bidimensional dinámico. Puede funcionar las 24 horas del día sin una tienda de observación manual, y solo necesita reponerlo regularmente”, señalaron los desarrolladores de proyecto.

Para ello, la alternativa tecnológica utiliza un dispositivo inteligente para el reconocimiento facial, Internet de las Cosas de banda ancha, códigos QR y de barra, así como conexión Bluetooth, reconocimiento inalámbrico RFID en un espacio inteligente.

Pagando con el rostro

Aunque en realidad la sonrisa no es la verdadera clave de la funcionalidad, el reconocimiento facial, sí lo es.

Para realizar una compra, el consumidor debe registrar su rostro en un dispositivo con cámara instalado en el exterior del establecimiento inteligente, tomar los productos que necesita, colocarlos en una mesa digital y realizar el pago mediante otro dispositivo con reconocimiento facial para completar la compra, auxiliado además de una App móvil sincronizada con cualquiera de los medios de pagos que utilice.

IFuree Go también utiliza un código QR que desde un smartphone controla la puerta de salida.

“El sistema puede realizar el reconocimiento de la cara automáticamente al detectar la puerta trasera”, señala en su sitio web.

Además posee un sistema de biblioteca inteligente que permite el recuento de los productos de la tienda para asegurar que esté abastecida y responda con rapidez en cada transacción que es gestionada desde un ERP en el back-end.

Lea: La biometría, el nuevo aliado para cuidar la identidad digital de los ciudadanos

Eso resuelve las imprecisiones e inexactitud del costo laboral que suele provocar disgusto en los consumidores cuando falta un dato del producto al momento de cobrarlo.

“El sistema tiene las funciones de compra, venta y gestión de inventario de supermercados sin personas, admite el uso simultáneo de múltiples escaparates, admite funciones de escritura de etiquetas electrónicas RFID, estadísticas de datos, análisis de ventas y otras funciones”, agregó la fuente.

Para el desarrollo del proyecto, fue necesaria la participación de comerciantes, la academia, el sector industrial de China y otras partes del mundo.

Este artículo está clasificado como: , , , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR